.
CONSTRUCCIÓN Empresa Metro de Medellín invertirá $15 billones a 2030 con 19 líneas nuevas
viernes, 15 de septiembre de 2017

El gerente de la Empresa Metro de Medellín reveló que en 2016 se movieron 270 millones de pasajeros en todo el sistema.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

La Empresa Metro de Medellín tiene en su mira el año 2030, ya que tiene pensado hacer una ampliación del sistema y un fortalecimiento en sus finanzas durante los próximos 13 años, principalmente. Según el gerente de la compañía, Tomás Elejalde, quien estuvo en entrevista con LR, el impulso se va a dar por medio de un fuerte componente de inversión y diversificación.

¿Cómo están las finanzas del Metro de Medellín?

Una empresa de transporte público urbano no es necesariamente un negocio para producir dinero, siempre tiene subsidios y es un negocio sostenible pero no para entregar dividendos. Nosotros no entregamos un cheque al alcalde de Medellín a finalizar el año, lo que si podemos entregar es sostenibilidad ambiental, social y la ponemos en una perspectiva.

¿Cómo y en dónde va a crecer el sistema?

Tenemos un plan rector con 19 líneas de transporte a 2030. Hoy hay 10 líneas y se complementarían con las que se van a hacer. Además, se puede pensar una que son dos estaciones nuevas, pero son más de 15 líneas de transporte de alta capacidad.

¿Qué inversiones tienen planeadas?

Dentro de este plan, a 2030, se esperan concretar inversiones por cerca de $15 billones.

¿Qué tipo de transporte tendrán las nuevas líneas?

Las ciudades tienen una conformación muy distinta, no se puede trasplantar un sistema de una ciudad a otra solo porque funciona. No se debe ver así porque cada ciudad tiene sus particularidades. Los 19 corredores están en diferentes niveles de estudios, pero no todos tienen desde ya de forma determinante la tecnología, eso es un paso siguiente en la factibilidad viendo el territorio. No es conveniente cazarse con un tipo de tecnología en los corredores.

Es decir, ¿será un sistema multimodal?

Ahí va a haber de todo, porque la multimodalidad es una apuesta de Medellín. No hay que tenerle miedo a los transbordos. Mientras uno tenga su tarjeta, un buen techo y la posibilidad de cambiar fácil de un sistema a otro, no hay que tenerle miedo a la intermodalidad porque optimiza los costos.

¿Y cómo ve esa planeación en Bogotá?

Bogotá tiene unas características muy distintas a la de otras ciudades, porque hay espacios diferentes, no tiene espacios tan limitados, los suelos son diversos. Todo eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de un sistema de transporte. Difícilmente hubiéramos podido construir una troncal de buses como la Calle 26. Se debía buscar altísima eficiencia en poco espacio, o sea un metro y en este caso un metro elevado. Eso depende de cada ciudad, de su política y planeación.

¿Cuántos pasajeros mueve el metro?

LOS CONTRASTES

  • Francisco SuárezConsultor en temas de Infraestructura

    “Si Bogotá ejecuta el metro, quedaría adicionalmente con Transmilenio, Sitp, cable, además de la red de ciclorrutas. Es un sistema con múltiples opciones”.

¿Cuál es el recaudo anual?

Hoy el recaudo son $500.000 millones, si se pusiera el metro dentro de las empresas que mide la Superintendencia de Sociedades, estaría dentro de las más grandes, es un nivel muy importante.

¿Cuántas tarifas tienen ustedes para los usuarios?

Los estudiantes, los usuarios frecuentes, las personas con movilidad reducida, los adultos mayores, son los que tienen diferentes tarifas que son como una especie de subsidio entre los usuarios que nivelamos. Eso funciona bien porque la tarjeta nuestra es personalizada y tiene los datos del usuario. Este control es muy fácil de hacerlo.

¿Cómo funciona el mercado de las tarjetas?

Ese también es un negocio nuestro, el de implementar tarjetas de recaudo en otras ciudades, hoy en Medellín tenemos más de 800 buses donde pagamos con la misma tarjeta del metro y además estamos hablando con Barranquilla y con Ibagué, pero la posibilidad está por explorar.

¿Qué obras vienen pronto?

Estamos adelantando, por $298.000 millones, el metrocable nuevo que tendrá cuatro estaciones con 2,5 kilómetros. El proceso ha llamado interés y no hay muchas obras de este tamaño al interior de las ciudades en este momento.

¿Es sostenible el esquema del metro de Medellín?

Una de las maneras, fuera de la eficiencia y la austeridad, es subiendo el número de pasajeros manteniendo la comodidad, eso nos ha llevado a tener que comprar trenes. Hoy hay 80 trenes de tres coches circulando, faltan que lleguen otros cuatro.

¿En qué otros negocios están incursionando?

Uno es la tecnología, como el uso de las tarjetas electrónicas con los buses donde estamos en Medellín. La proyección es que 100.000 buses del Valle de Aburrá puedan pagar con nuestra tarjeta. El segundo es el de conocimiento, con consultorías y un último tema es la gestión urbana e inmobiliaria, cuando construimos una línea se genera un incremento del valor del suelo. Generalmente esas oportunidades las aprovechan privados.