.
INFRAESTRUCTURA Coobus y Egobus retrasan implementación del Sitp
jueves, 11 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Fernando Sanclemente, gerente de Transmilenio (TM), habló de sus teorías acerca de qué le hace falta al Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp) para implementarse a una mayor velocidad.

Para él, parte de la clave es que no se han podido reemplazar rutas tradicionales a la velocidad que se requiere, y entre los responsables señala a Egobus (responsable de Suba, Centro y Perdomo) y Coobus (Fontibón).

¿Por qué se ha avanzando tan poco en las metas?
Una de las razones ha sido la lentitud en el desmonte de las rutas tradicionales. No hemos podido ser más agresivos en el desmonte del transporte público porque algunos operadores no han estado en condiciones de poner la flota.

¿Con quienes?
EgoBus y Coobus son los que en estos propósitos nos han generado unos rezagos importantes.

¿Qué pasa con ellos?
Gran parte de la flota utilizada en las rutas zonales migra del transporte público colectivo, lo que necesita un alistamiento de los pequeños empresarios al Sitp, pero las empresas no lo están poniendo oportunamente o entregan los buses en unas condiciones que hay que arreglar profundamente.

¿Por qué no lo han hecho?
No han puesto al servicio de la ciudad la flota, pero la mayoría de ellos ya puede arrancar con una flota cero kilómetros que les parece más funcional, menos riesgosa, pero de acuerdo a la estructuración del Sistema debe iniciar por la migración del transporte público. Esa flota tiene que ser adquirida por los operadores.

¿De quién es la responsabilidad de ese tránsito?
Lo que van a negociar los empresarios con los operadores o lo que deben hacer está al margen de TM. TM no tiene ningún papel con el actual empresariado de transporte público.

¿La falta de integración del pago retrasa también esta implementación?
Sí. No podemos desmontar ciertas rutas, mientras no tengamos la unificación del medio de pago y cuando me refiero a ello, es que sin importar la multiplicidad de tarjeta los pasajeros podrán usarlo sin inconvenientes.

En materia de la unificación del sistema de pago ¿Cómo estamos?
Lo que ha sucedido es que no hubo consenso entre los operadores y TM se vio obligado a tomar decisiones de carácter unilateral, el 30 de abril del presente año. Avala el protocolo de integración que presenta Recaudo Bogotá (RB) y establecemos unos términos perentorios para que logre. Se le establece un tiempo de 3 meses y medio para lograr la integración, en troncal Fase I, II y III y un mes adicional para lograrlo en la operación zonal.

Lamentablemente los operadores de recaudo interponen recursos de reposición y solicitan que se realicen unas pruebas generosas y exhaustivas y TM está agotando los términos de ley. Se espera al final de este año ya haber logrado la integración total.

¿Se ha criticado mucho que Angelcom no le ha dado la información a RB para implementar la integración de sistema...
Hay intereses tenebrosos y mezquinos por parte de las firmas recaudadoras. Estos caballeros no están pensando en los intereses de la ciudad, sino es sus chequeras y precisamente esta ha sido la gestión de la administración.

A la fecha toda la información requerida por RB ha sido solicitada por el ente gestor y puesta en disposición de Angelcom para tal propósito.

“Los patio-garajes son potestad de los operadores”
La ciudad necesita 150 hectáreas de patio talleres y a la fecha hay 45 hectáreas que se han habilitado con este propósito. Sanclemente aseguró que el problema de la consecución de los patio-garajes deben ser resueltos por los operadores y no por Transmilenio. “contratar a los conductores e incluso la puesta en funcionamiento de los patio-talleres, estos primeros 5 años la responsabilidad es de los operadores”, sostuvo. Sobre este tema dijo, se han hecho grandes esfuerzos, pero se también ha habido dificultades para conseguir los predios. “El uso del suelo en Bogotá es muy costoso y algunos que se han identificado no cumplen con la normatividad de los planes de ordenamiento zonal.

La opinión

Diego Ardila
Contralor Bogotá

“Notamos un atraso absoluto sobre todo en el sistema de pago, pues no le encontramos salida a la multiplicidad de tarjetas. Hay un atraso de más de 70% en implementación”.