Reanudación de las negociaciones entre China y EE.UU. impulsó operaciones

Reuters

El índice S&P 500 alcanzó un nivel récord el lunes en la bolsa de Nueva York, en una sesión en la que los inversores buscaban activos más riesgosos después de que Estados Unidos y China acordaron reanudar sus negociaciones comerciales.

El referencial superó su anterior récord de 2.964,15 unidades alcanzado el 21 de junio.

El Promedio Industrial Dow Jones ganaba 205,90 puntos, o 0,77%, a 26.805,86 unidades, mientras que el S&P 500 avanzaba 29,65 puntos, o 1,01%, a 2.971,41 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, subía 139,61 puntos, o 1,74%, a 8.145,85 unidades.

Las acciones subían y los bonos caían el lunes después de que Estados Unidos y China acordaron reactivar sus negociaciones comerciales, lo que llevó a los inversores a reducir sus apuestas sobre un eventual alivio agresivo de la política monetaria por parte de los principales bancos centrales.

Asimismo, el dólar avanzaba frente a un activo seguro como el yen y el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense subía.

Estados Unidos y China acordaron el sábado la reanudación de las negociaciones comerciales después de que el presidente Donald Trump ofreció concesiones a su homólogo chino, Xi Jinping, en la reunión que celebraron en los márgenes de la cumbre del G-20 en Japón.

El índice paneuropeo STOXX 600 subió un 1% y el japonés Nikkei avanzó un 2,1%, tocando máximos de dos meses. La medida de acciones globales de MSCI sumaba un 0,3%.

Los papeles referenciales chinos treparon un 2,6%, hasta su máximo desde fines de abril, y el DAX alemán -muy sensible a las exportaciones- ganaba un 1,5%, hasta su cota más elevada desde agosto. El sector tecnológico europeo mejoraba hasta su pico en un año.

Wall Street parecía en camino a alcanzar nuevos récords, ya que los futuros del S&P 500 y del Nasdaq subían un 1,1% y un 1,7%, respectivamente. No obstante, en el mercado de bonos, los futuros del Tesoro retrocedían, ya que los rendimientos de las notas a 10 años trepaban hasta el 2,02%.

Sin embargo, en la cumbre del G-20 no se fijó un plazo límite para un acuerdo comercial entre Washington y Pekín y hay consenso de que la prolongada pugna comercial ya ha causado mucho daños. Dos sondeos de manufacturas chinas mostraron una contracción de la actividad.

Estudios similares en Japón y Corea del Sur mostraron también declives, al igual que la lectura de la zona euro, que se contrajo por quinto mes consecutivo y a un ritmo más acelerado del inicialmente previsto.

En los mercados cambiarios, monedas consideradas seguras como las de Suiza y Japón cedieron algunas ganancias recientes. El dólar ganaba un 0,4% ante su par nipón, a 108,26 yenes , y un 0,7% frente a la moneda helvética, a 0,9830 francos suizos.

El billete verde trepaba un 0,4% frente a una cesta de seis destacadas monedas, a 96,531, mientras que el euro bajaba a 1,1350 dólares.

En las materias primas, las ganancias del dólar afectaban al oro, que perdía un 1,5%, a 1.388 dólares la onza. No obstante, el cobre tocaba un máximo de seis semanas y los precios del crudo avanzaban por señales de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados ampliarán su pacto de recorte de suministro al menos hasta fines de año.