Ocho departamentos ya completaron el escrutinio en su totalidad

El Observador - Montevideo

Los votos observados fueron los encargados de definir en esta segunda vuelta de las elecciones nacionales quién será proclamado el próximo presidente de los uruguayos, pese a que la ventaja de Luis Lacalle Pou sobre Daniel Martínez era en los hechos irreversible.

Hasta el momento, ya hay 16 departamentos que finalizaron el escrutinio departamental y siete escrutaron los votos observados: Rocha, Flores, Maldonado, Durazno, Cerro Largo, Artigas, Treinta y Tres y Lavalleja. En todos los casos quien lidera es Luis Lacalle Pou, quien ya superó el 9% de votos observados que necesitaba para ganar con 6.078 adhesiones en esos departamentos.

Tras obtener una ventaja de 28.666 en el escrutinio primario, para que matemáticamente Martínez no tuviera chances de alcanzar a Lacalle Pou, el candidato blanco debía llegar a 3.170 votos entre los 35.229 votos observados. Esa cifra representa el 9% del total de observados. La cifra es aproximada, ya que puede variar en función de los anulados en el primer escrutinio que ahora se validen, los validados en aquella primera vez que sean anulados en el escrutinio departamental o errores de conteo. De todas formas, esa cifra es marginal.

En Durazno Lacalle Pou sumó 1079 observados y en Cerro Largo 1101, mientras que Martínez obtuvo 411 y 640 respectivamente. En Lavalleja, como en todo el interior, el ganador también fue el candidato del Partido Nacional, que alcanzó 524 votos observados. Martínez, pro su parte, logró 215 votos observados en ese departamento.

En Maldonado Lacalle Pou obtuvo 904 votos observados, mientras que Daniel Martínez alcanzó 450. En Artigas, el líder nacionalista llegó a 1110 votos observados y su rival frenteamplista obtuvo 547. En Treinta y Tres, en tanto, el líder opositor se llevó 753 votos observados y el exintendente de Montevideo solo obtuvo 365 apoyos en estos sobres diferenciados.

En Rocha, del total de 789 votos observados que hubo en los circuitos de ese departamento, 440 (56%) fueron para Luis Lacalle Pou y 293 (37%) fueron para Daniel Martínez. En tanto, hubo 20 votos en blanco (3%) y 27 votos anulados (3%). A la vez, hubo 9 votos (1%) que fueron rechazados por la Junta Electoral del departamento porque, antes de abrirlos, se entendió que no correspondía que hayan sido observados.

En Flores se escrutaron los 266 votos observados y, en consonancia con los resultados de los votos observados de octubre y los del escrutinio rochense, muestran una ventaja a favor del nacionalista Luis Lacalle Pou. En total, 177 de esos votos fueron para el líder de la coalición multicolor (67%) y 83 (31%) se volcaron para el candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez. En tanto, 3 votos (1%) fueron en blanco y otros 3 sobres fueron rechazados.

Según informó el ministro de la Corte Electoral Pablo Klappenbach a El Observador, cada escrutinio departamental es independiente entre sí y por eso manejan tiempos diferentes.

Al terminar el escrutinio primario, el presidente y el secretario de cada circuito fueron los responsables de trasladar la urna a la oficina electoral o dependencia zonal descentralizada en cada departamento. En el caso de Montevideo, hubo 19 puntos de recepción de urnas.

De ahí se trasladaron en camiones junto con los funcionarios electorales con custodia a las oficinas electorales o locales donde se realizaría el escrutinio. En esta tarea trabajan aproximadamente 15 personas por departamento, salvo en Montevideo, donde hay alrededor de 100 funcionarios.

Durante este tiempo, las urnas estuvieron bajo custodia militar y policial. Además, los partidos políticos podían enviar militantes para vigilar que no hubiera ningún tipo de fraude.

El procedimiento consiste en analizar urna por urna y verificar que el acta de escrutinio primario coincida con el resultado. Por otra parte, se revisan los votos en blanco y anulados para evaluar si corresponde esa calificación.

Por último, se escrutan los votos observados y se los analiza para ver si los aceptan o rechazan. Se analiza si correspondía que esa persona emitiera el sufragio, es decir si estaba habilitada, y luego también se evalúa que no haya votado observado en otro circuito ni en el que le correspondía votar.

Datos del balotaje (escrutinio primario)
2.699.980 habilitados
2.397.987 (88,8%) emitidos
2.307.372 (85,5%) válidos
36.996 (1,4%) en blanco
53.619 (2,0%) anulados
35.229 (1,3%) observados