RIPE:
EL ECONOMISTA

Uno de los principales operadores de servicios móviles en el mundo ha solicitado cancelar los concursos de espectro para desarrollar redes de 5G

El Economista - Ciudad de México

El operador británico de telecomunicaciones Vodafone, con 78 millones de usuarios, cobertura propia en media Europa e ingresos por 49.974 millones de libras esterlinas (US$62.935 millones) en marzo de 2020, solicitó al órgano regulador de su país, la Ofcom, la cancelación de la subasta de frecuencias de espectro para tecnología 5G.

Vodafone argumenta que los efectos de la covid-19 y la exclusión confirmada de Huawei del desarrollo de redes en el Reino Unido complican la viabilidad de las inversiones de toda la industria donde esta compañía participa.

Vodafone, en conversaciones con el diario Financial Times, propuso una asignación directa del espectro entre los cuatro grandes operadores del sector convergente local —Three, BT, el ente resultante entre O2 y Virgin Media y el mismo Vodafone—, por una contraprestación total de US$1.511 millones, cuando previsiones del regulador inglés cifraban al resultado de la subasta en al menos US$2.518 millones para el posible concurso de señales en noviembre próximo.

El escenario de telecomunicaciones en Reino Unido se ha complicado ante la determinación de la administración de Boris Johnson de este martes 14 de julio en la que se ordenó la exclusión “irreversible” de Huawei en el desarrollo de redes británicas de comunicación y que deberá completarse en el año 2027, esto si en el tiempo el gobierno no renuncia a dejar fuera al fabricante chino de la proveeduría para operadores británicos.

Huawei se encuentra entre los proveedores de equipo 5G con mayor desarrollo en el mundo y también ofrece financiamientos a largo plazo y créditos blandos para colocar su tecnología en los distintos mercados de telecomunicaciones, factores que lo han llevado a competir con fuerza ente los fabricantes europeos y norteamericanos como Nokia, Ericsson o Cisco.

La decisión del Reino Unido respecto a Huawei obedece a un asunto geopolítico, pero ya afecta a unos los grandes operadores mundiales como es Vodafone, comentaron expertos.

“Vodafone pide ese apoyo por la situación económica post-pandemia. Pero sobre todo, por la decisión del gobierno de eliminar la tecnología de Huawei. Se espera así un retraso de hasta tres años y una inversión adicional de hasta US$8.000 millones en los despliegues de redes.

Esto llevará al límite a los operadores que no pueden pagar todo: o espectro o infraestructura. Por eso piden la adjudicación directa del espectro 5G. Otro factor son las economías de escala: el valor económico del sector de telecomunicaciones en Europa, es el valor telecom de Estados Unidos, pero en Europa hay 50 operadores y en tres en Estados Unidos”, planteó Jorge Fernando Negrete, director en DPL News.

Otras posiciones más optimistas calculan en US$2.000 millones el aumento de la inversión por la exclusión de Huawei de Reino Unido, aun así el impacto a los planes de los operadores es grande y es un espejo de lo que también pudiera ocurrir en América Latina con las inversiones al crecimiento de redes 4G, la construcción de 5G y la compra de espectro radioeléctrico en procesos licitatorios que se avecinan para este mismo tercer trimestre de 2020, cuando menos en México.