El canciller mexicano dijo que Perú impidió cargar combustible a la aeronave que llevaba al expresidente

Diario Gestión - Lima

Le responde a México. Esta mañana, en conferencia de prensa, el canciller mexicano Marcelo Ebrard aseguró que no fue fácil el ingreso del avión mexicano a Bolivia. La aeronave militar tuvo que regresar a Lima cuando ya estaba en vuelo porque el permiso para aterrizar (en Bolivia) fue revocado y hubo que esperar horas hasta que las fuerzas armadas de este país le dieran su visto bueno.

Salir de allí, de un aeropuerto que Ebrard no identificó, también fue complejo. Por razones políticas Perú, dijo Ebrard, prohibió que la aeronave parara en Lima como estaba previsto, con lo que el despegue con Morales a bordo tuvo que retrasarse mientras se buscaba un “plan B”.

Ebrard relató que ese fue “el peor momento” y que, de haberse prolongado, podría haber puesto en riesgo la integridad del exmandatario porque en los alrededores del aeródromo había seguidores de Morales y en el interior elementos del ejército. “Eso fue muy difícil, muy tenso”, agregó el canciller.

Finalmente Paraguay aceptó que el avión parara en Asunción para repostar combustible y de ahí partió la madrugada del martes rumbo a México

¿Cuál ha sido la respuesta de Vizcarra? En declaraciones a la prensa, el jefe de Estado desmintió la aseveración del canciller Marcelo Ebrard, sobre la negativa de Perú para que el avión mexicano con Evo Morales a bordo aterrizara en suelo nacional para el abastecimiento de combustible.

“El día de ayer en horas de la mañana, el gobierno de México pidió a través de la Cancillería, autorización para cruzar el espacio aéreo peruano y parar en Lima para cargar combustible. Obviamente -como corresponde- le dimos autorización”, dijo Vizcarra.

“(El avión de México) cargo en horas de la mañana combustible y luego partió (rumbo) a Bolivia. Cuando estuvo por llegar a Bolivia -por Puno- tuvo algunos problemas de coordinación con Bolivia y tuvo que regresar el avión de México a Lima y nuevamente le dimos las facilidades”, agregó el mandatario sobre la presencia del avión mexicano en el territorio nacional.

“Cuando en horas de la noche se dirigió a Bolivia, el gobierno mexicano informó de que ya de retorno no iba a necesitar recargar (combustible) y se iba directamente. Hoy, en el transcurso de la mañana se le ha dado facilidades para que crucen espacio aéreo peruano y se dirijan a México. Entonces siempre hay las mejores relaciones con México”, anotó el mandatario.