La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha emergido como la favorita para ocupar ese puesto

Bloomberg

Los líderes de la Unión Europea están considerando la posibilidad de nombrar a la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, según cargos informados sobre las conversaciones en una cumbre en Bruselas el martes.

Lagarde está en la lista más reciente de candidatos para los principales puestos de la UE con la que líderes, diputados y partidos llevan forcejeando desde el domingo.

Durante las negociaciones, se han propuesto, debatido y luego rechazado planes sucesivos que también buscan un jefe de la Comisión Europea, jefe de política exterior, un presidente del Parlamento de la UE y presidente de las cumbres del bloque.

El nombre de la directora del FMI, de nacionalidad francesa, también apareció en combinaciones anteriores que no se aceptaron debido a los desacuerdos sobre quién lideraría la comisión. La presidencia del brazo ejecutivo de la UE es el punto clave en la crisis porque requiere la aprobación de un Parlamento Europeo rebelde y fragmentado.

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha emergido como la favorita para ocupar ese puesto después de que los estados del Este y el PPE, el partido político de centro-derecha de Europa, se opusieran a un paquete presentado durante el fin de semana en el que el socialista holandés Frans Timmermans dirigiría la comisión.

Según la cultura de la UE, los cinco puestos clave están relacionados entre sí, por lo que la candidatura de Lagarde para el cargo del banco central depende de que líderes y legisladores estén de acuerdo con el resto de la lista.

El nombramiento de Lagarde, de 63 años de edad, sería la primera vez que la presidencia del BCE no está ocupada por un economista profesional y la segunda vez que un ciudadano francés lidera la institución con sede en Fráncfort. Antes de unirse al FMI, fue ministra de Hacienda de Francia.