.
BOLSAS Una "tormenta perfecta" eleva marea para el dólar sobre la inestabilidad de mercados
viernes, 1 de octubre de 2021

El dólar ha subido 4,7% en lo que va de año y se encuentra cerca de su máximo en un año frente a una cesta de divisas mundiales

  • Reuters

El dólar está subiendo a toda velocidad, impulsado por el tono agresivo de la Reserva Federal, el aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro y la preocupación por la posibilidad de un largo conflicto para elevar el límite de endeudamiento de Estados Unidos.

El dólar ha subido 4,7% en lo que va de año y se encuentra cerca de su máximo en un año frente a una cesta de divisas. Las apuestas netas por el dólar en los mercados de futuros están en su punto más alto de los últimos 18 meses, según datos de la Cftc.

Dado que el dólar es la moneda dominante en el mundo, su trayectoria puede tener implicaciones de gran alcance para todos, desde las empresas hasta los bancos centrales mundiales.

Si bien un dólar robusto puede ser una señal de fortaleza económica, un repunte demasiado rápido de la divisa también puede afectar a los balances de los exportadores estadounidenses, ya que hace que sus productos sean menos competitivos en el extranjero y encarece la conversión de fondos de las multinacionales a su moneda nacional.

"El movimiento del dólar estadounidense que estamos viendo se debe a una confluencia de factores que se están alineando para crear la tormenta perfecta", dijo Simon Harvey, analista principal de mercados de divisas de Monex Europe en Londres.

Uno de los principales impulsores de la fortaleza del dólar ha sido una Fed más agresiva, que la semana pasada dijo que empezaría a retirar sus US$120.000 millones en compras mensuales de bonos del Estado tan pronto como en noviembre y que podría empezar a subir las tasas de interés en 2022, antes de lo que algunos inversores esperaban.

Los rendimientos de los títulos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años protegidos contra la inflación han subido unos 37 puntos básicos desde principios de agosto, en comparación con la ganancia de sólo 5 puntos básicos de su equivalente alemán, lo que ha aumentado el atractivo de los bonos del Tesoro denominados en dólares.

"Parece que la opinión de consenso de que el 'taper' de la Fed ya estaba en el precio del dólar era incorrecta", dijo Richard Benson, codirector de inversiones en Millennium Global, en Londres. "Hemos tenido un respaldo de 20 a 30 puntos básicos en los rendimientos, lo que ha apoyado al dólar".

Una pelea sucia sobre el límite de endeudamiento de Estados Unidos, que podría dar lugar a un default de Estados Unidos si los legisladores no se ponen de acuerdo antes del 18 de octubre, también está haciendo subir al dólar, un destino popular para los inversores nerviosos.

También están las preocupaciones por el desplome de China Evergrande Group, que en su día fue el promotor inmobiliario con más ventas en el país, así como la inquietud por el aumento de la inflación y la posible ralentización del crecimiento, dijo Harvey, de Monex Europe.

El S&P 500 cayó 4,8% en septiembre, su peor mes desde marzo del año pasado, mientras que el índice del dólar subió 1,7%.

"La mayor parte de estos factores apuntan a un entorno macroeconómico más estanflacionario y, por tanto, llevan a los mercados a refugiarse en el dólar", agregó Harvey.

Muchos intentan también calibrar los posibles efectos de un dólar más fuerte en los balances de las empresas.

Las empresas del sector tecnológico se encuentran entre las más expuestas a las fluctuaciones monetarias, ya que más del 54% de sus ingresos totales proceden del extranjero, según un análisis de las empresas del Russell 1000 realizado por Bespoke Investment Group. Le sigue el sector de los materias primas, donde casi 46% de los ingresos totales proceden del extranjero.

Matt Weller, jefe global de investigación de Forex.com, señaló que, a pesar de la reciente subida del dólar, éste sigue sin cambios respecto de los niveles de hace un año y por debajo de su nivel en años anteriores.

"La mayoría de las empresas empezarían a preocuparse por esos riesgos si el índice del dólar empieza a acercarse a 100, a medida que nos adentramos en 2022", dijo. El índice se situaba en torno a 94,25 a última hora del jueves.

Algunos inversores creen que es poco probable que la fortaleza del dólar dure. Los analistas de Neuberger Berman dijeron en una nota reciente que el dólar ha entrado en un ciclo bajista de varios años tras alcanzar su máximo en marzo de 2020 y que acabará descendiendo.

Su previsión se basa en una confluencia de factores, como las proyecciones de una disminución de la contribución proporcional de Estados Unidos al producto interior bruto mundial a partir de 2022, que, según la empresa, ha coincidido con la debilidad del dólar en el pasado.

Otros, sin embargo, apuestan por que una Reserva Federal de línea dura mantendrá probablemente la divisa estadounidense elevada en los próximos meses.

El dólar podría subir hasta un 10% respecto de los niveles actuales por las expectativas de endurecimiento de la Fed, según un informe reciente de analistas de Societe Generale.

Mazen Issa, estratega senior de divisas de TD Securities, espera que el aumento de las tasas reales siga apoyando al dólar, pero no cree que la divisa haya alcanzado niveles en los que pueda suponer un problema para las empresas.

"El dólar estadounidense ha demostrado su capacidad de moverse a través de marcadores técnicos clave y será difícil que eso cambie en el corto plazo", dijo.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Rusia 13/10/2021 Putin dice que Rusia está lista para negociar y suministrar el gas que necesita Europa

También criticó al continente por introducir "fallas sistemáticas" en su sistema energético y luego "echar la culpa" cuando las cosas salieron mal.

Hacienda 16/10/2021 La deuda más alta de Asia inspiró creación de ‘El juego del calamar’, la popular serie

La deuda de los hogares supera 100% del PIB de Corea del Sur. En el segundo trimestre, los créditos hipotecarios crecieron US$1,54 billones

Bolsas 14/10/2021 Rendimientos de bonos del Tesoro EE.UU. caen tras datos de mercado laboral e inflación

Los pedidos iniciales de ayuda por desempleo bajaron a 293.000 frente a las expectativas de 316.000. El IPP subió 0,5%

MÁS GLOBOECONOMÍA