.
ARABIA SAUDITA

Un exempleado de Twitter fue condenado por espiar para Arabia Saudita

martes, 9 de agosto de 2022

Ahmad Abouammo fue declarado culpable por un jurado el martes de cargos que incluyen actuar como agente para Arabia Saudita

Bloomberg

Un exempleado de Twitter Inc. fue declarado culpable de espiar para Arabia Saudita al entregar información personal de usuarios de la plataforma que habían utilizado identificadores anónimos para criticar al Reino y su familia real.

Ahmad Abouammo, un residente estadounidense nacido en Egipto, fue declarado culpable por un jurado el martes de cargos que incluyen actuar como agente para Arabia Saudita, lavado de dinero, conspiración para cometer fraude electrónico y falsificación de registros, luego de un juicio de dos semanas en el tribunal federal de San Francisco. Se enfrenta a entre 10 y 20 años de prisión cuando sea sentenciado.

Abouammo, gerente de asociación de medios de Twitter en 2015, sostuvo que simplemente estaba haciendo su trabajo promocionando la naciente red de medios sociales en el Medio Oriente y África del Norte. Los fiscales alegaron que su relación con un alto asesor de Mohammed bin Salman, o MBS, ahora el gobernante de facto de Arabia Saudita, fue mucho más allá, y más oscura, para ayudar al príncipe heredero a silenciar a sus críticos.

Al jurado se le mostró evidencia de que Abouammo recibió un reloj Hublot y US$300.000 en transferencias bancarias, que EE. UU. dijo que eran sobornos del asistente de MBS, Bader Al-Asaker, a cambio de información confidencial de la cuenta de Twitter sobre disidentes saudíes.

El juicio se desarrolló en el contexto del choque de puños del presidente Joe Biden a mediados de julio con el príncipe heredero en un intento por calentar las relaciones con Arabia Saudita, que Biden una vez llamó una nación "paria" después de que sus agentes asesinaran y descuartizaran al periodista del Washington Post Jamal Khashoggi.

Leer más: El juicio por espionaje en Twitter mantiene al jurado en la oscuridad sobre las denuncias de tortura en Arabia Saudita.

Un fallo judicial prohibió a los fiscales decirles explícitamente a los jurados que Estados Unidos y las organizaciones de derechos humanos creen que Arabia Saudita bajo MBS ha detenido y torturado en secreto a sus críticos.

Pero insinuaron las prácticas brutales a través de un testigo experto que testificó sobre la política y la cultura cambiantes de Arabia Saudita, y a través de una mujer que le dijo al jurado que su hermano guardó silencio en 2018 después de publicar críticas satíricas del país en Twitter.

Angela Chuang, una defensora pública federal que representa a Abouammo, dijo al jurado que el caso fue producto de una investigación fallida y del manejo descuidado de los datos de sus usuarios por parte de Twitter. Estados Unidos permitió que el objetivo real de su investigación, el presunto co-conspirador de Abouammo, Ali Alzabarah, que trabajaba en Twitter como ingeniero, huyera a Arabia Saudita a pesar de estar bajo vigilancia, dijo Chuang.

“Tanto el gobierno como Twitter necesitan una forma de salvar las apariencias”, dijo Chuang al jurado. Estados Unidos dejó escapar a su principal sospechoso y Twitter arrojó a Abouammo “debajo del autobús”, dijo. "¿Este caso es lo mejor que se les ocurrió?" ella preguntó.

Abouammo y sus abogados se negaron a comentar sobre el veredicto.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Reino Unido 22/09/2022 Confianza británica se hunde a mínimos a pesar de ayudas para facturas energéticas

El índice de confianza de los consumidores de la empresa GfK cayó a -49 el noveno mes del año desde -44 en agosto

Legislación 21/09/2022 EE.UU. dará casi US$200 millones más en ayuda humanitaria a México y Centro América

El secretario de Estado dijo que con el apoyo financiero buscan ayudar a los refugiados y las necesidades humanitarias de la región

Irán 25/09/2022 Irán protesta por postura occidental ante las manifestaciones por muerte de una mujer

Las manifestaciones que estallaron hace más de una semana en el funeral de una mujer kurda que murió detenida tras ser arrestada

MÁS GLOBOECONOMÍA