Fuentes del ministerio de Hacienda argentino confirmaron que los miembros de la organización financiera internacional aterrizaron

Expansión - Madrid

Un equipo técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó a Argentina, donde se reunirá con autoridades del Gobierno del país austral y con miembros de la oposición peronista, favorita a hacerse con la Presidencia en los comicios del 27 de octubre.

Fuentes del ministerio de Hacienda argentino confirmaron que los miembros de la organización financiera internacional aterrizaron en Buenos Aires y que mantendrán encuentros con dirigentes de la cartera tanto hoy como este domingo.

El presidente argentino, Mauricio Macri, había afirmado que la misión del FMI llegaría a Argentina la próxima semana pero, al final, el inicio de la visita se produjo antes.

En un comunicado publicado el viernes, el FMI indicó que las reuinones servirán para "analizar los recientes acontecimientos económicos y financieros y los planes de políticas del Gobierno".

"El equipo también se reunirá con asesores económicos de los principales candidatos presidenciales para intercambiar puntos de vista", añadieron desde el FMI.

El 11 de agosto, la candidatura peronista opositora del Frente de Todos, liderada por Alberto Fernández y secundada por la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), ganó con 47,65 % de los apoyos las elecciones primarias del país, que en la práctica fueron una gran encuesta electoral de cara a las presidenciales del 27 de octubre.

La candidatura oficialista del actual jefe de Estado, Mauricio Macri, quedó a 15 puntos de distancia, con 32,08 % de los sufragios.

El día siguiente a las elecciones, la Bolsa de Argentina tuvo una de sus peores jornadas históricas con un derrumbe de 37,93 % y durante la semana el dólar incrementó su valor en un porcentaje cercano a 30 % frente al peso argentino.

Esos datos pueden verse reflejados en los próximos datos de inflación, que hasta antes de las primarias se esperaba que fuese de cerca de 40 % anual pero que finalmente podría llegar a 50 %, según expertos.

Macri, que fue el encargado de acordar con el FMI un préstamo de unos US$57.000 millones para reactivar la economía del país, tuvo que adoptar medidas para paliar los efectos de la crisis económica y las turbulencias en los mercados financieros.

En ese contexto, el hasta entonces ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, dimitió el sábado pasado, y Macri nombró en su lugar a Hernán Lacunza, que dirigirá la cartera los próximos dos meses antes de las elecciones.

Lacunza, que se desempeñaba como ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, se reunió esta semana con economistas del Frente de Todos, cuyo líder, Alberto Fernández, aseguró que estaba dispuesto a colaborar para calmar a los mercados ante un posible Gobierno suyo.

El nuevo ministro ha prometido cumplir con la meta fiscal acordada con el FMI e intentar estabilizar el valor del peso argentino.

El Fondo ya ha desembolsado a Argentina US$44.100 millones del préstamo suscrito en 2018, que asciende a US$57.000 millones en tres años.

El préstamo es del tipo de derecho de giro ("stand-by"), que requiere de una fuerte intervención de la institución multilateral en las políticas económicas nacionales.

Esta situación ha generado muchas críticas al Gobierno de Macri y ha provocado el ascenso de Fernández.