La normativa entrará en vigor este miércoles y permitiría que conductores puedan tener beneficios previsionales

Diario Financiero - Santiago

Uber demandó al estado de California en Estados Unidos, por una ley que clasifica a sus empleados como conductores, acusando que sería inconstitucional. La acción legal también es impulsada por la empresa Postmates.

La normativa entrará en vigor este miércoles e implicará que, bajos determinadas condiciones, los conductores sean clasificados como empleados y reciban el salario mínimo y los beneficios previsionales que correspondan.

Según recogieron varios medios, en la demanda, Uber y los otros demandantes afirman que la ley se enfoca en los proveedores de servicio independientes, pero deja de lado a los vendedores, los agentes de viaje, los conductores de camiones de construcción o los pescadores.