RIPE:
ELOBSERVADOR

En menos de un día se produjo la mitad de las precipitaciones anuales sobre el pueblo italiano de Limone Piemonte y el valle francés de Roya

El Observador - Montevideo

Los servicios de auxilio seguían buscando este lunes en Francia a unas 20 personas desaparecidas después de las inundaciones que devastaron el viernes partes del sureste de ese país y del noroeste de Italia.

En Francia, "continúa la búsqueda de personas desaparecidas, así como la limpieza de escombros para tratar de restablecer las rutas de acceso", dijeron los bomberos del departamento de Alpes Marítimos.

Unas diez toneladas de productos de primera necesidad fueron transportadas el lunes a los valles de estas regiones francesas, incluyendo agua, comida para bebés, alimentos y medicinas.

"Allá arriba no queda nada", dijo Philippe Pradal, presidente delegado de la metrópoli de Niza Costa Azul, a la salida de una docena de camiones que deben transportar productos esenciales a las zonas más aisladas desde la catástrofe.

Casas enteras fueron arrastradas por los deslizamientos de tierra y puentes se han hundido. Con la destrucción de las carreteras departamentales, el acceso de los trabajadores de socorro a las zonas siniestradas se ha hecho muy difícil.

Para dar una idea de la naturaleza sin precedentes de la tormenta Alex, el meteorólogo italiano Luca Mercalli explicó el lunes al periódico Fatto Quotidiano que "unos 600 milímetros de lluvia cayeron en menos de 24 horas" sobre el pueblo italiano de Limone Piemonte y el valle francés de Roya.

"Eso es la mitad de las precipitaciones anuales en un solo día", dijo, lo cual no tiene precedentes "desde el comienzo de estas estadísticas en 1913". En el lado francés, en el valle de Roya, sobre la ciudad de Menton, el camino sólo es accesible hasta la comuna de Breil-sur-Roya. Cuatro pueblos (Fontan, Saorge, La Brigue y Tende) y las aldeas dependientes permanecían inaccesibles por carretera el lunes a mediodía.

El balance de las lluvias torrenciales aún no es denitivo. Dos bomberos franceses murieron, uno en Saint-Martin-Vésubie, y otro cerca de Ventimiglia en Italia.

Del lado italiano, las autoridades informaron de tres muertos, pero el lunes no era posible determinar si una de estas tres víctimas formaba parte del recuento anunciado por el lado francés.

El comandante de la guardia costera del puerto de Imperia dijo a la AFP que se habían descubierto cuatro cuerpos en las costas cerca de la frontera y que se estaba procediendo a su identificación.

Según el prefecto del departamento francés de los Alpes Marítimos, Bernard González, estos cuerpos se encuentran en un estado de "gran descomposición" y "podrían corresponder muy probablemente" a personas fallecidas hace tiempo y que fueron desenterradas por las inundaciones en los cementerios franceses.

Lea la nota completa aquí.