.
GLOBOECONOMÍA The Economist: Efectos del cambio climático pueden haber llegado
sábado, 18 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gestión - Lima

Un informe de la revista británica mostró los efectos que tiene sobre las economías los cambios abruptos que viene sufriendo el clima, tanto con temperaturas elevadas como con las bajas.

La “ vórtice polar “ que trajo una ola de frío extremo a América del Norte restó aproximadamente US$ 3,000 millones del PBI de Estados Unidos en una semana. El impacto fue un recordatorio de que el clima extremo tiene consecuencias económicas, incluso en los países más ricos y que el cambio climático, que puede incluso marcar el comienzo de fluctuaciones más salvajes, es probable que tenga un gran impacto económico, señala The Economist.

La revista señala que una explosión reciente de estudios evalúan cuán grande puede ser el impacto, añadiendo detalles útiles a los esfuerzos iniciales, tales como el informe Stern del 2010. Los resultados sugieren que el cambio climático puede ya estar teniendo un efecto, que el clima puede influenciar en las economías a través de una gama sorprendentemente amplia de canales , pero que el cálculo de los efectos a largo plazo del cambio climático es más difícil de estimar que el impacto en un corto periodo de tiempo.

The Economist destaca que el vínculo entre más calor y más pobreza es fuerte. Los países tropicales son más pobres. En una revisión de la literatura, Melissa Dell, de la Universidad de Harvard, Benjamin Jones, de la Universidad Northwestern y Benjamin Olken del Instituto de Tecnología de Massachusetts encuentran que, por cada 1° C de aumento de la temperatura media de un país, su PBI per cápita es de 8.5% menor.

Otro estudio en solo países pobres demostró que iniciar un año determinado con un clima, 1° C más elevado, reduce el ingreso per cápita en un 1.4%. Estos hallazgos no habrían sorprendido a Montesquieu, quien en 1748 argumentó que los climas calientes eran hostiles a las condiciones materiales de la vida buena.

Pero de allí no se puede deducir que si la temperatura global aumentará un 1° C debido al cambio climático, la producción mundial sería un 8.5% menor de lo que debería haber sido. Tal vez la correlación entre el calor y la pobreza podría existir a causa de algún tercer factor, por ejemplo, la presencia de la malaria, sostiene la revista británica.

Si fuera posible cambiar ese factor (es decir, erradicar la enfermedad), la temperatura podría dejar de importar. Recientemente, las regiones tropicales desde el sur de China a Ruanda han sido unas de las de mayor éxito económico mundial.

Sin embargo, existe también una correlación entre el calor y el crecimiento, lo que sugiere un efecto a más largo plazo. A pesar de algunos éxitos, los países tropicales crecieron 0.9 puntos porcentuales al año más lento que el promedio mundial entre 1965/90. En una muestra de 28 países del Caribe, la producción nacional se redujo en 2.5% por cada 1° C de calentamiento.

Una vez más, esto no prueba que las altas temperaturas son las culpables. Sin embargo, la correlación es suficientemente fuerte como para que valga la pena investigar si el propio clima podría arrastrando directamente hacia abajo las tasas de crecimiento de los países. La nueva literatura sugiere varias maneras en las que podría estar haciendo eso.

The Economist señala que en primer lugar, los desastres naturales siguen causan mucho daño. Un estudio calcula que los ciclones empujan hacia abajo el crecimiento del PBI mundial anual en 1.3 puntos entre 1970 hasta el 2008. (Los países pobres sufren de manera desproporcionada, ya que son más vulnerables a este tipo de catástrofes). Así que si el calentamiento global es asociado con un clima más extremo, implicaría un menor crecimiento.

Asimismo, las altas temperaturas y peores sequías tienden a reducir los rendimientos agrícolas. Esto perjudica más a los países pobres y de ingresos medios porque la agricultura tiene una mayor participación en su PBI.

Para tomar un caso, una disminución en las lluvias reduce los ingresos agrícolas brasileños en un 4 %. Pero el efecto agrícola del cambio de clima varía mucho. Parece que hay un umbral de 29 ° -32 ° C por debajo del cual el aumento de la temperatura puede ser beneficioso; por encima de ella son fuertemente perjudiciales.

En algunos cultivos, el aumento de las temperaturas nocturnas hacen más daño que el aumento en el mediodía. Los agricultores también se adaptan a las temperaturas más altas con la plantación de nuevos cultivos o emigrando a las ciudades. Así que el impacto del aumento de las temperaturas en la agricultura es heterogéneo y difícil de medir.

A menudo se asume también que los efectos económicos del cambio climático se limitarán principalmente a los países pobres. Ese supuesto puede ser equivocado. Un estudio de las encuestas del clima en Estados Unidos encontró que cuando las temperaturas alcanzan los 38°C (100°F), la oferta de trabajo en la agricultura, la silvicultura, la construcción y los servicios públicos se reduce en una hora al día, en comparación con lo que sucede entre 76-80 ° F. Se trata de actividades al aire libre, lo que puede explicar por qué los trabajadores no se presentan.

Pero un estudio de los centros de llamadas también mostró que por cada 1° C de aumento de un clima de entre 22° C y 2° C se redujo la productividad laboral en 1.8%. Y en las fábricas de automóviles en Estados Unidos, en una semana de temperaturas exteriores superiores a 90° F redujeron su producción en un 8%. Tal vez el calor altera la cadena de suministros, o tal vez el aire acondicionado no funcione correctamente.

Por último, el clima influye en las condiciones básicas de la vida y por lo tanto en los factores de producción. En Estados Unidos cada día adicional con un clima por encima de 32° C aumenta la tasa anual de mortalidad ajustada por edad en un 0.1% con relación a un día templado ( 10-15° C). En la India la tasa se incrementa en casi un 0.8%. Las olas de calor causan muertes tempranas ( en especial de las madres y los recién nacidos ) y , al afectar a la cosecha, dañan la nutrición. Esto a su vez tiene efectos duraderos sobre la economía.

Casi todas estas correlaciones derivan de los datos meteorológicos de los últimos cinco o diez años. Pero sacar conclusiones sobre el cambio climático, que tiene lugar durante cientos de años – es peligroso. Aún más que con la agricultura, el impacto del cambio climático será “ no lineal “: los cambios pueden ser modestos, hasta cierto punto, pero a continuación, puede girar dramáticamente. Mientras tanto, las personas pueden adaptarse de manera importante a las condiciones cambiantes. Esto hace que una sencilla extrapolación sea un disparate.

Pero la nueva literatura es un comienzo. Muestran cómo la información en los modelos de impacto del clima- recientemente descritos como “maquillados “ – se puede mejorar. Estos muestran los múltiples canales a los que los economistas del clima deben prestar atención. Sugieren que el cambio climático no es algo que va a afectar sólo a los países pobres, o golpear a los ricos sólo en un futuro lejano. Y, quién sabe, puede que algún día muestren cómo las políticas públicas, ahora tan ineficaces, podrían frenar las emisiones que están causando el problema en primer lugar.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 31/07/2021 Café cae a mayor nivel desde 2008 y disminuyen preocupaciones por heladas en Brasil

Las heladas durante la noche alcanzaron alrededor de 80% del sur de Minas Gerais, la principal región productora del país

Australia 02/08/2021 CEO de Twitter entra de lleno en carrera al comprar Afterpay por US$29.000 millones

Square adquiere la plataforma en medio del boom de las compras en cuotas y se convierte en la mayor transacción de la historia en Australia

Estados Unidos 30/07/2021 CEO de Michael Kors aseguró que precios de sus productos subirán considerablemente

El tema es delicado para las empresas de lujo: Kors y marcas rivales como Coach y Kate Spade están tratando de aumentar los precios de sus bolsos

MÁS GLOBOECONOMÍA