.
HACIENDA Tensión entre Irán y Reino Unido por captura de dos buques en el estrecho de Ormuz
sábado, 20 de julio de 2019

La Guardia Revolucionaria de Irán anunció que capturó un petrolero británico por violar la ley marítima internacional cuando cruzaba por el estrecho de Ormuz.

Diario Financiero - Santiago

La Guardia Revolucionaria de Irán anunció hoy que ha capturado un petrolero británico por violar la ley marítima internacional cuando cruzaba por el estrecho de Ormuz, dos semanas después de que el Reino Unido retuviera a un petrolero iraní.

El barco, llamado "Stena Impero", fue capturado por una flotilla dependiente de la zona 1 de la Armada, a solicitud de la Organización de Puertos y Asuntos Marítimos de la provincia iraní de Hormozgan, informó en el comunicado la Guardia Revolucionaria.

Esto se produce el mismo día en que la Corte Suprema de Gibraltar extendió por treinta días más el periodo de detención del petrolero iraní "Grace 1", retenido desde hace dos semanas en ese territorio.

Mientras, desde el Reino Unido, el secretario de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, informó que Irán habría capturado dos buques petroleros, escalando las tensiones que ya habían sido impulsadas por el intercambio de fuego de artillería militar.

Financial Times reportó que se cree el segundo buque retenido es el MV Mesdar de bandera liberiana, que se esperaba descargara su petróleo en Arabia Saudita el 1 de agosto.

"Estas convulsiones son inaceptables. Es esencial que se mantenga la libertad de navegación y que todos los barcos puedan moverse con seguridad y libertad en la región", dijo Hunt, luego de informar que asistirá a una reunión de COBR (seguridad nacional) para revisar "lo que sabemos y lo que podemos hacer para asegurar la liberación de los dos buques".

Retención del "Grace 1"
El "Grace 1" fue interceptado y abordado cerca de la costa por las sospechas de que transportara crudo a una refinería de Siria, país en conflicto armado desde hace ocho años y sujeto a sanciones de la Unión Europea.

Esta detención generó un conflicto diplomático entre Irán y el Reino Unido, y la pasada semana, según Londres, una fragata de la Armada británica abortó un intento de tres naves ligeras iraníes de interceptar un petrolero británico que navegaba por el golfo Pérsico, reportó EFE.

Este incidente fue desmentido por las Fuerzas Armadas iraníes que, sin embargo, han asegurado que no dejarán sin respuesta la retención del "Grace 1".

El mismo líder supremo de Irán, Alí Jamenei, lo calificó el pasado martes de "acto de piratería marítima" y advirtió de que su país responderá "en el momento apropiado" al Reino Unido.

Además, ayer, la Guardia Revolucionaria iraní informó de que había capturado el pasado domingo cerca de Ormuz un petrolero "extranjero" que estaba realizando operaciones de contrabando.

Según las imágenes mostradas, se trata de una nave sobre cuyo paradero se especuló desde el domingo y que pertenece a una compañía emiratí y tiene bandera de Panamá, aunque en Abu Dabi no se han pronunciado.

También en el estrecho de Ormuz, EEUU aseguró que uno de sus buques abatió el jueves un dron iraní, un derribo negado categóricamente hoy por Teherán.

Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en estos ataques, pero sí se atribuyeron el derribo el pasado junio de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo.