miércoles, 20 de noviembre de 2019

“El señor Giuliani exigió que Ucrania hiciera una declaración pública anunciando las investigaciones", dijo

Bloomberg

El embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Gordon Sondland, dijo que Rudy Giuliani trabajaba bajo la dirección del presidente cuando exigió un quid pro quo de Ucrania, retrasando una reunión en la Casa Blanca a menos que el presidente del país anunciara una investigación con motivación política en beneficio del presidente Donald Trump.

“El señor Giuliani exigió que Ucrania hiciera una declaración pública anunciando las investigaciones sobre las elecciones de 2016/el servidor DNC y Burisma”, dijo Sondland en su declaración de apertura a la investigación de juicio político de la Cámara. “El señor Giuliani expresaba los deseos del presidente de Estados Unidos y sabíamos que estas investigaciones eran importantes para el presidente”.

“Sé que los miembros de este Comité con frecuencia han enmarcado estos problemas complicados en forma de una simple pregunta: ¿hubo un “quid pro quo”? Como testifiqué anteriormente, con respecto a la llamada solicitada de la Casa Blanca y la reunión en la Casa Blanca, la respuesta es sí”, dijo Sondland en su declaración preparada obtenida justo antes de que comenzara la audiencia.

Sondland, un donante de Trump con línea directa al presidente, también dijo que el secretario de Estado, Michael Pompeo, fue plenamente informado de los esfuerzos para conseguir que el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, apaciguara a Trump para organizar una reunión con el presidente que era considerada una muestra vital de apoyo para su nuevo gobierno.

También dijo que le contó al vicepresidente Mike Pence sobre sus preocupaciones por el retraso de la ayuda militar a Ucrania debido a una solicitud de investigaciones.

“La idea de que estábamos involucrados en alguna diplomacia irregular o deshonesta es absolutamente falsa”, dijo Sondland. “Todos estaban informados”.

La revelación del embajador intensificará el escrutinio sobre Trump, Giuliani y Pompeo, y refuerza el argumento de los demócratas de que la Casa Blanca estaba haciendo una demanda políticamente motivada a Ucrania.

Sondland testificaba ante el Comité de Inteligencia de la Cámara en el cuarto día de testimonio público en la investigación de juicio político, y es el primer testigo con conocimiento directo de los eventos que podría hablar sobre la intención de Trump de exigir investigaciones de corrupción en Ucrania, cuyo fin era causar daño político a Joe Biden –un potencial retador para el presidente en 2020– y el Partido Demócrata.

Burisma es una referencia a la compañía de energía de Ucrania, de cuya junta había sido miembro el hijo de Biden, Hunter Biden. Trump y Giuliani han sostenido sin evidencia y en contra del testimonio de otros testigos que Biden detuvo las investigaciones de corrupción en Ucrania mientras era vicepresidente para proteger a su hijo. El servidor DNC se refiere a una teoría conspirativa desacreditada de que Ucrania estuvo involucrada en la interferencia electoral en EE.UU.

El representante Devin Nunes, el principal republicano en el panel de Inteligencia, busca citar a Hunter Biden en la investigación.

Si bien es probable que el testimonio de Sondland ayude a los demócratas, también tiene un problema de credibilidad. Ya cambió una vez su testimonio anterior a puerta cerrada debido a conflictos con otros testigos, y ha habido más preguntas y revelaciones que surgieron la semana pasada.

Otro testigo, David Holmes, consejero político de la embajada de Estados Unidos en Kiev, reveló un episodio que Sondland no había mencionado. Holmes dijo a los investigadores de juicio político el viernes que después de reunirse con Zelenskiy el 26 de septiembre, se sentó con Sondland y otros dos en un restaurante al aire libre y escuchó al presidente en una llamada telefónica con Sondland, preguntando: “entonces, ¿va a hacer las investigaciones?”.

Holmes declaró que Sondland le dijo que cuando se trata de Ucrania, Trump solo se preocupaba por las investigaciones que involucraban a Biden. Holmes testificará el jueves.

Sondland no cuestionó ese testimonio, pero dijo que no recordaba detalles de la llamada con Trump.

“Me hubiera sorprendido más si el presidente Trump no hubiera mencionado las investigaciones, particularmente dado lo que escuchamos del señor Giuliani sobre las preocupaciones del presidente”, dijo Sondland. “Sin embargo, no recuerdo haber hablado del vicepresidente Biden o su hijo en esa llamada o después de que la llamada finalizó”.

Sondland dijo que el Departamento de Estado se ha negado a darle acceso a correos electrónicos y otros mensajes que según él respaldarían su testimonio a pesar de las múltiples solicitudes de sus abogados.