viernes, 9 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Michelle Zayed Atallah - mzayed@larepublica.com.co

La batalla entre América Móvil y Telefónica siguió calentándose después de que la operadora mexicana hiciera un oferta de compra por la porción que aún no controla de la firma de telecomunicaciones holandesa KPN. Una adquisición que podría alcanzar los US$9.600 millones.

Todo comenzó cuando Telefónica, el segundo operador más grande de la región, ofreció comprar E-Plus la filial de KPN en Alemania. Dicha adquisición haría que Telefónica quedará con el control del más grande operador por número de usuarios en este país, con una transacción de 8.100 millones de euros.

Pero las ambiciones de Telefónica de lograr este trato se están nublando, ya que para aprobar la transacción se necesita el aval de todos lo miembros de la junta directiva, de los cuales dos hacen parte de América Móvil. Tras la oferta de Telefónica, Carlos Slim, dueño de la operadora mexicana, aseguró que se tomaría en cuenta la propuesta, pero hasta el momento no ha dado respuesta.

Adicionalmente, esta oferta resultó en la ruptura del acuerdo entre América Móvil y KPN, donde la mexicana estaba restringida a adquirir más de 30% de la operadora holandesa.

Ahora bien, si se aprueba la compra de 70% de KPN por parte de América Móvil, esta podría exigir un precio más alto por la filial E-Plus, poniendo a Telefónica en una situación difícil considerando que la operadora española tiene alrededor de US$80.000 millones en deuda, explicó Daniel Medina, exministro de Comunicaciones. “Los operadores con mucho efectivo, ya sean americanos o latinoamericanos, buscan conquistar el mercado europeo. Telefónica para poder financiar la compra en Alemania, va a tener que vender operaciones posiblemente en América Latina”, explicó.

Esencialmente América Móvil podría estar poniendo una piedra en el camino de Telefónica para evitar perder su influencia en uno de los mercados más importantes de Europa ya que E-Plus era considerado la joya de la corona de KPN, y sin ella la mexicana perdería toda presencia en Alemania y quedaría con operaciones solo en mercados más pequeños, por medio de la holandesa, y de su participación de 24% en Telekom Austria.

Para llevar a cabo la compra, América Móvil ofreció 2,40 euros por cada acción de KPN que aún no está bajo su poder, esto constituye un prima de 20% sobre el cierre del día anterior de la firma holandesa en la bolsa de Amsterdam. Tomando en cuenta que Slim ya tiene 30% de KPN, el costo total de la compra de esta empresa sería de unos US$13.400 millones. Aunque la oferta formal se dará el próximo mes, el anunció logró que las acciones de KPN borraran sus perdidas de lo corrido del año y trajo abajo las acciones de América Móvil 5,61% en la jornada.

Un movida como esta por parte de América Móvil evidencia similitudes a la batalla que lideró contra Telefónica hace unos años en América Latina, la cual resultó en que ambas operadoras quedaran bajo el completo control de los mercado latinos por medio de sus marcas Claro y Movistar. Sin embargo, este no será el caso en Europa, han asegurado los expertos del sector.

Jose Otero, presidente de Signals Telecom Group, una firma consultora del sector, aseguró que una batalla entre las dos operadoras no es posible particularmente porque el costo de adquisición en Europa es mucho más alto, lo cual limita las capacidades de las empresas para entrar a varios mercados a la vez, en especial a los más costosos.

Otero además apunto que América Móvil no tiene presencia en ninguno de los mercado importantes de la región como lo son Francia, España e Inglaterra, y si se vende E-Plus perdería la poca influencia que posee en Alemania.

“Estamos hablando de un marco regulatorio bastante fuerte, ninguno va a tener la misma posibilidad que tuvieron en Latinoamérica, ya que en casi todos los mercados de Europa se van a encontrar con más de dos o tres operadores fuertes”, agregó.

No obstante, quien gane en el pulso entre la compra entera de KPN o su filial, le dará un fuerte golpe a su rival. Medina aseguró que la decisión se tomaría en una reunión extraordinaria donde se evaluarían ambas propuestas y se decidiría cual sería la mejor para la empresa. Una decisión en la cual América Móvil tiene mucho por perder considerando que la reforma a las telecomunicaciones en México ya fue aprobada obligando a la firma a relegar parte de su mercado en el país.

Consolidando los mercados en el continente
Aunque el costo de adquisición es mucho más alto que en América Latina, este sigue siendo el momento para ir de compras en Europa. Daniel Medina, exministro de Comunicaciones, aseguró que debido a la crisis de la región muchas de las empresas de telecomunicaciones están pasando por un momento difícil, lo que las hace un blanco perfecto para ser compradas por firmas con más efectivo. Esto a su vez, ha creado un fenómeno de consolidación en el sector ya que se anunciaron cerca de US$60.000 millones en compras y fusiones en el sector durante la primera mitad del año, según datos de la firma Dealogic. El monto fue el más alto desde 2003. Una consolidación podría ayudar a renovar e innovar las operaciones en la región.

Las opiniones

Daniel Medina
Exministro de Comunicaciones

“América Móvil ya tiene una posición dominante en Latinoamérica y este anuncio es una señal de que piensa aprovechar la crisis para tomar mejores posiciones en Europa”.

Jose Otero
Presidente de Signals Telecom Group

“No se va a dar una batalla entre las dos empresas como la que se vio en Latinoamérica ya que los costos de adquisición en Europa son mucho mas altos que acá”.

Jorge Miguel Peralta
Consultor en Telecomunicaciones en C@llTell Comunicaciones

“América Móvil tendrá que ser muy agresivo en el servicio si quiere triunfar en Europa, porque a diferencia de acá, allá sí lo cuidan y hay muchos más competidores”.