La firma espera retomar vuelos desde el 1 de junio. Se bloquearán filas de asientos centrales, para asegurar distanciamiento físico

Diario Financiero - Santiago

De cara al reinicio de sus operaciones, pensado para el 1 de junio, la aerolínea Sky definió un protocolo de seguridad para que el regreso se haga con las medidas necesarias para evitar la propagación del coronavirus.

La compañía implementará nuevas medidas en la cabina del avión y en el aeropuerto, además de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, tanto nacionales como internacionales.

“Una de las principales medidas que adoptará es la disminución de su capacidad a bordo, bloqueando temporalmente hasta el 28 de junio todas las filas de asientos centrales, para asegurar el distanciamiento físico entre los pasajeros. A ello, se le suma la sanitización diaria de todas las cabinas de los aviones, de acuerdo con los estándares establecidos en la “Guía de Saneamiento y Desinfección” de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, detalló en un comunicado.

Agregó que a partir del 1 de junio, la firma solo operará con aviones A320neo, que tienen filtros Hepa, “que atrapan las partículas microscópicas, incluyendo el Coronavirus, renovando el aire de toda la cabina cada tres minutos”, explicó  el CEO de la firma, José Ignacio Dougnac.

En los aeropuertos, se reforzarán medidas en el embarque y desembarque, asegurando un mayor espacio entre los pasajeros que esperan subir al avión; reduciendo el contacto directo con el personal de SKY en el counter y desinfectando las maletas en las cintas de equipaje.

“Hoy nuestro propósito no solo apunta a poner el cielo al alcance de todos, sino que también a hacerlo de una manera responsable y segura, para que todos nuestros pasajeros y tripulantes puedan viajar tranquilos y confiados”, dijo Dougnac.

Respecto a los itinerarios, solo comenzará a operar a Iquique, Calama, Antofagasta, Concepción, Puerto Montt y Balmaceda, con un número de frecuencias reducido; mientras que la reactivación de las rutas internacionales está considerada a partir del tercer trimestre de este año, en la medida de lo posible.

“Hemos definido esos seis destinos porque por el momento son los de mayor demanda y relevancia para el país, en parte por el sector minero y la actividad económica. El objetivo no es impulsar los viajes de “turismo” masivo, sino más bien concentrarnos en aquellos que hoy cumplen un rol relevante y que podemos hacerlos de manera responsable y consciente”, explicó el máximo ejecutivo de la empresa, la que también ha otorgado mayor flexibilidad a los pasajeros en los tickets que adquieran, para realizar cambios de destino y fecha hasta una hora antes del vuelo y solo pagando la diferencia tarifaria, en caso de que la hubiera.