.
GLOBOECONOMÍA

Seis horas a la semana con el jefe es el tope que se puede permitir

miércoles, 2 de julio de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

En contra de lo que pueda parecer, formar parte del grupito selecto del jefe y pasar mucho tiempo con él, dentro y fuera del trabajo, quizá no sea tan eficaz y positivo. Como en tantas facetas de la vida, un estudio desmonta ahora la supuesta plácida existencia de quien elige pasar muchas horas (quizá demasiadas) con su jefe.

The Wall Street Journal se hacía eco recientemente de una investigación de la consultora LeadershipIQ que concluye que "pasar el tiempo justo con quien te manda te hace más feliz en el trabajo". Y no solo eso. El estudio habla de una correlación entre las horas que pasamos con nuestros jefes y los niveles de inspiración, creatividad, compromiso y motivación que se derivan de esa relación quizá excesiva.

Básicamente, LeadershipIQ sostiene que más de seis horas semanales con un superior directo perjudican seriamente esos niveles de motivación y creatividad. Mark Murphy, responsable de la investigación, sostiene que ese exceso de tiempo con el jefe "se transforma en algo contraproducente e irritante".

Montse Ventosa, presidenta de Truthmark, recuerda que un 28% de los divorcios ocurren después de las vacaciones de verano debido, entre otras cosas, a la gran cantidad de tiempo que los matrimonios pasan juntos. La cuestión es si ocurre lo mismo entre jefes y empleados. Ventosa responde que "esto depende de la calidad de nuestro superior como líder, aunque parece claro que pasar demasiadas horas con él, por muy bueno que sea, no resulta muy conveniente".

Euprepio Padula, consejero delegado de Padula & Partners, coincide en que "aquí la cuestión no es tanto de cantidad como de calidad. Pasar demasiado tiempo con tu jefe puede demostrar una falta de autonomía y seguridad, pero también habla de un mando que necesita, sobre todo, controlar. Y en ambos casos estamos ante un error".

Aludiendo a las 6 horas como máximo de las que habla el estudio, Padula asegura que lo ideal sería utilizar sólo una hora para despachar simples detalles: "Si pasas más tiempo con esas tareas tienes un problema".

Por su parte Marcos Urarte, socio director de Pharos, cree que "la distancia que debemos mantener con el jefe es la misma que la Tierra respecto del Sol: ni demasiado cerca porque te abrasa, ni demasiado lejos, porque te mueres de frío".

Urarte no cree que se pueda dar una cifra concreta para medir el tiempo que debemos pasar con un superior. Más bien considera que "esto dependerá de las personalidades, tanto nuestra como del mando, así como del tipo de trabajo que estemos realizando. Durante el tiempo que le dediquemos a una persona, ésta debe sentirse lo más importante de nuestra vida".

En este sentido, Urarte propone dedicar un 20% al equipo, un 10% a nuestras propias reflexiones y otro 10% al jefe. Añade que "hay que buscar tiempos muertos –sin un objetivo concreto y en un ambiente distendido– para intercambiar comentarios y generar la posibilidad de darnos feedback sin tanto formalismo, conocernos algo más como personas, para fortalecer los lazos e identificar los estados de ánimo".
Montse Ventosa cree que "las relaciones para crecer requieren de espacio entre las dos personas. Cuando éste no es suficiente, se inhibe el crecimiento de ambos, desaparece la innovación y aparecen el desenganche y el estrés, que se traducen en baja productividad o mal ambiente".

Montse Ventosa cree saber cómo se detecta el síndrome de pasar demasiado tiempo con el jefe:
* Si del tiempo que pasas en la oficina, más de un 80% lo pasas con él o ella.
* Si durante el 20% restante, lo echas de menos.
* Si en lo único que piensas en tu trabajo es en cómo hacerlo para que le guste a tu jefe.
* Si no se te ocurre llevarle la contraria.
* Si te sientes enfadado –como si te hubieran ofendido a ti– cuando alguien ataca a tu jefe. Y te pones a la defensiva.
* Si no puedes evitar contarle todo lo que pasa en la oficina.
* Si no tomas ninguna decisión sin preguntarle.
* Si no te importa que se cuelgue tus medallas.

Para desengancharte de tu jefe, lo ideal es que sea después de las vacaciones, tras haber estado separados durante algún tiempo.

Trata de hablar con él de forma constructiva para llegar a una separación amistosa, y pide algún proyecto en el que puedas desarrollar tu actividad en un equipo de trabajo del que tu superior no sea el máximo responsable; o trabaja con otros compañeros, aunque esto pueda implicar que tengas que pedir un traslado.

Otra estrategia de desintoxicación es tomar cada día una pequeña decisión sin preguntar a tu jefe.

Montse Ventosa sugiere que, si sientes la imperiosa necesidad de preguntar, recurras a tus colegas de trabajo: "Apóyalos en una relación con el jefe. Así ésta será mucho más equitativa y productiva y resultará menos asfixiante".

Qué hay de malo en abusar
* Reducción de la autoestima profesional: Al estar siempre juntos, aumenta la visibilidad de quien manda y se reduce la tuya.
* Reducción del rendimiento: Montse Ventosa, presidenta de Truthmark, cree que esto se produce cuando te preocupas de hacer lo correcto para el jefe y no para la empresa.
* Pérdida del sentido común: Tanto tiempo con tu superior te lleva al micromanagement, una supervisión continua que erosiona tu capacidad de tomar decisiones.
* Confusión de identidad: ¿Hablas por boca propia o por la de tu jefe? Tanto pensar en cómo piensa él hace que olvides cómo piensas realmente tú.
* Peligro de alienación: Se crea cierta 'ansiedad de separación' cuando el jefe no está y se queda uno solo frente al resto del equipo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Israel 13/04/2024 Irán lanzó drones contra Israel, según anunció un portavoz de las Fuerzas de Defensa

Irán ha amenazado con tomar represalias por un ataque contra un complejo diplomático en Damasco, Siria

Uruguay 11/04/2024 Uruguay y Estados Unidos suscriben acuerdo para el desarrollo de nuevas tecnologías

Ambas naciones buscan profundizar su colaboración bilateral y multilateral sobre las principales tecnologías críticas y emergentes

Argentina 12/04/2024 Milei, en busca de inversión, se reunió con Elon Musk en la fábrica de Tesla de Austin

El presidente argentino, Javier Milei, quien cumple su agenda por EE.UU., aceptó la invitación de Musk quien lo ha elogiado