El avance en la construcción representa una victoria para el presidente ruso, Vladimir Putin, y el principal exportador de gas de la nación, Gazprom PJSC.

Bloomberg

Rusia intensificó los trabajos en el gasoducto Nord Stream 2 antes de que Estados Unidos endurezca las sanciones contra el controvertido proyecto diseñado para suministrar más gas natural a Alemania.
La construcción del gasoducto de 1.230 kilómetros alcanzó el lunes uno de sus objetivos con la instalación de los ramales paralelos de ductos en la zona económica exclusiva de Alemania (ZEE), dijo el operador del proyecto. Entre los próximos pasos, está el de reanudar el trabajo en la parte del Mar Báltico de Dinamarca, donde se ubicará la mayor parte de las secciones restantes del tramo de 157 kilómetros.

“Hay que instalar aproximadamente 120 kilómetros en aguas danesas y alrededor de 30 kilómetros en la ZEE alemana”, dijo Nord Stream 2 en una respuesta enviada por correo electrónico el martes. “No estamos en condiciones de entregar más detalles sobre la construcción. Informaremos sobre otras actividades de construcción en altamar en su debido tiempo”.

El avance en la construcción representa una victoria para el presidente ruso, Vladimir Putin, y el principal exportador de gas de la nación, Gazprom PJSC. Una vez que se complete, el proyecto permitirá a Rusia incrementar el abastecimiento de gas a Europa y sortear el corredor de transporte tradicional a través de Ucrania. EE.UU. y naciones de Europa del Este argumentan que Nord Stream 2 hará que Alemania y la Unión Europea dependan demasiado del gas proveniente de Rusia.

La construcción del proyecto de US$11.600 millones se detuvo hace un año por las sanciones de EE.UU. y se reanudó a principios de este mes cuando Gazprom obtuvo su propio buque de construcción para colocar el gasoducto. A partir del 15 de enero, Nord Stream 2 utilizaría el buque Fortuna para llevar a cabo el trabajo, con la ayuda de los buques Murman y Baltiyskiy Issledovatel, además de otros buques de suministro, dijo la semana pasada la Autoridad marítima danesa.

Con base en el permiso danés, el operador debe presentar un cronograma actualizado a la Agencia de energía de la nación antes de llevar a cabo las obras. Hasta ahora, el regulador no ha recibido el plan actualizado, confirmó la agencia.

El buque Fortuna puede colocar hasta un kilómetro de ductos por día. A ese ritmo, los analistas estiman que Nord Stream 2 podría comenzar a operar a finales de 2021 en un escenario optimista.

Mientras tanto, EE.UU. está intentando endurecer las sanciones, extendiendo las penalizaciones a las empresas que brinden certificación técnica y seguro para el trabajo. Esa legislación fue parte de un proyecto de ley de defensa más amplio que fue aprobado por el Congreso pero que fue vetado por el presidente Donald Trump. La Cámara de Representantes votó para anular el veto. Si eso es respaldado por el Senado, liderado por el Partido Republicano de Trump, las nuevas medidas entrarían en vigor en las próximas semanas.