RIPE:
EL ECONOMISTA

Rebrotes de coronavirus en Europa así como los débiles datos económicos a nivel local han aumentado la prima de riesgo de México

El Economista - Ciudad de México

El riesgo país de México, medido a través de los Credit Default Swaps (CDS) a cinco años se incrementó 38,94% desde el 2 de septiembre, de 104,62 puntos a 144,73 unidades, de acuerdo con datos de Refinitiv.

Esta tendencia es similar con otros países de economías emergentes, como Rusia, que en el mismo periodo su riesgo país se incrementó 32%, el de Brasil 25%, Indonesia 30%, Colombia 39%, Chile 18% y Sudáfrica 14%, según datos de Refinitiv.

“El mercado en general a nivel global se volvió pesimista desde mediados de septiembre ante noticias de que en Europa hay rebrotes (del covid-19), de hecho, hay señalamientos de confinamiento, esas noticias nos recuerdan a marzo y abril de este año, que de Europa fue contagiándose a América... además de otras noticias de que no va a ser tan rápida la implementación de una vacuna”, explicó en entrevista Jorge Gordillo, director de análisis de CIBanco.

Los CDS, son un seguro que cotiza en el mercado contra un impago del emisor, en este caso del gobierno mexicano del papel cinco años y están referidos a la deuda soberana. Son uno de los indicadores que usan los inversionistas al administrar sus portafolios de inversión, prefiriendo como destino aquellos que tienen un riesgo país menor que el de otras naciones similares.

El riesgo país de México es inferior al de Brasil, que se ubica en 243,61 puntos, el de Sudáfrica (312,51 puntos), Turquía (515,60 puntos), Argentina (1.107,68 puntos) y Colombia (145,04 puntos), aunque superior al de Rusia (124,12 puntos), Chile (67,26 puntos) e India (76,86 puntos).

Raymundo Tenorio, analista económico del Tec de Monterrey explicó que este indicador involucra tres factores, el riesgo económico, político y de deuda. Recordó que las últimas encuestas del Banco de México indican que los riesgos de gobernanza política obstaculizan el crecimiento económico, y esto se refleja en la calificación de riesgo de papel de deuda corporativa federal y gubernamental en mercados y colocaciones, lo que incrementa los puntos base que hay que pagar por papel nuevo que se emita y provoca una degradación en el mercado secundario.

“Las condiciones en general en los mercados se han apretado ligeramente en las últimas semanas y esto fue resultado de un menor optimismo en la evolución de la pandemia, esto es el principal catalizador para los mercados financieros. Algunos países, particularmente en Europa comenzaron a ver un repunte importante en el número de contagios, lo cual llevó a que se tuvieran que implementar de nuevo medidas de control para el movimiento de la población”, indicó Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Ve por Más.

Este indicador a nivel local tocó su máximo del año el 27 de abril, a 309,16 puntos, ante la escalada de la crisis sanitaria global causada por el covid-19. En el 1T20 el promedio de la variable se ubicó en 120,28 unidades, que para el 2T20 escaló a 211,75 unidades, y tocó su mínimo el 21 de febrero a 71,36 puntos.

“Es un movimiento general, no solo en México, sino de casi todas las economías emergentes”, reiteró Gordillo. Abundó que factores como la aprobación de más estímulos, o una vacuna exitosa podrían hacer que el riesgo país local disminuya.

No obstante, el especialista de CIBanco destacó que desde la semana pasada el riesgo país ha mejorado ante la expectativa de un nuevo paquete fiscal en Estados Unidos. “El mercado al necesitar este tipo de anuncios para apostarle a un mayor riesgo, la ha comprado como posible, especulando que se logre el acuerdo en los próximos días”.

Desde el 24 de septiembre, el riesgo país ha bajado 17,01 puntos. Sin embargo, la variable continúa lejos de su cierre del 2019, que fue de 78,45 puntos, y se ve complicado que regrese a este nivel en el corto y mediano plazo.

Lejos de nivel de cierre de 2019

“Lo vemos complicado, posiblemente el próximo año si las condiciones se acercan a la normalidad previo a la pandemia, aunque no sabemos cómo se va a desarrollar el tema de la vacuna, si se va a anunciar para noviembre, cuándo va a llegar la aprobación, hay quien dice que para el primer trimestre del siguiente año, para el segundo, ese tipo de cosas pues van a ayudar mucho a que el riesgo país baje. hoy en día el mercado en general está poniendo mucha más atención en la pandemia, subponderando los temas internos que se mantienen y siguen latentes, y que tal vez tomen una ponderación mayor el próximo año”, apuntó Jorge Gordillo.

Alejandro Saldaña coincidió en esto, pues dice que el panorama es todavía incierto respecto a la pandemia. En un escenario donde la vacuna estuviera disponible el siguiente año la prima de riesgo del país podría bajar, aunque matizó que todavía hay asuntos locales que también podrían generar presión en este indicador, como el riesgo de que México sufra otro ajuste a la baja en la calificación soberana, lo que cree podría ocurrir a principios del 2021.

“El cierre del año va a terminar en los 150 puntos base de riesgo, no va a bajar por los datos que vamos a tener de PIB, inversión fija bruta, producción industrial, los indicadores básicos de la economía. Vamos a cerrar mal, y no veo por dónde pueda bajar. Hacia 2021 pudiera haber una recuperación pero no menor a 100 puntos”, expresó Raymundo Tenorio, aunque matizó que contra otras economías emergentes se está mejor posicionado.