Esta noticia se da poco tiempo después de que fuera proclamado como el primer ministro con más años a cargo, desde que inició en 2012

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Esta mañana el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, presentó su renuncia al Gobierno japonés. Desde ayer, los medios locales informaban que Abe estaba a punto de presentar su renuncia, pues se encontraba en un mal momento de salud.

“No puedo ser primer ministro si no puedo tomar las mejores decisiones para el pueblo. He decidido renunciar a mi puesto”, dijo Abe, de 65 años, en una conferencia de prensa.

Efectivamente, la renuncia que presentó Abe se debió a problemas de salud, y explicó que no quería que su enfermedad se interpusiera en la toma de decisiones que le correspondían a él y a su equipo. Medios internacionales aseguran que Abe padece de colitis ulcerosa, una enfermedad inflamatoria del colon crónica y que su estado ha empeorado recientemente.

Esta noticia se da poco tiempo después de que fuera proclamado como el primer ministro con más años en el cargo, tras ocho años al frente del país. Su mandato inició en 2012.

Aunque la noticia ya fue confirmada por él mismo y dejó en claro que se debía a problemas de salud, lo cierto es que se rumoreaba que la causa de su retiro era por el estrés de lidiar con la pandemia, además del descontento por su liderazgo, en ciertos sectores del país.

El mandatario se quedará a cargo hasta que se elija un sucesor, y en su conferencia de renuncia, pidió disculpas al pueblo japonés por no terminar completamente el mandato, que debía concluir en septiembre de 2021. Shinzo Abe tiene reputación de conservador y nacionalista y se le conoce por impulsar la economía del país a través de un plan agresivo y conocido como el Abenomics.

Durante sus años como líder de la potencia mundial, fortaleció la defensa de Japón e incrementó el gasto militar, sin embargo, no pudo cambiar el artículo nueve de la Constitución de Japón, el cual veta el uso de la fuerza armada más allá de la defensa.