Con posterioridad al cierre del mercado, el WTI y el Brent cotizaron brevemente con una baja de más de US$1 por barril

Reuters

Los precios del petróleo cayeron casi un 2% el jueves tras datos que mostraron un inesperado aumento de las existencias de crudo en Estados Unidos la semana pasada, relacionado en parte a las actuales reducciones en refinerías en la costa del Golfo de México luego del huracán Laura.

Los futuros del Brent cedieron 73 centavos, o un 1,8%, a US$40,06 por barril, mientras que el West Texas Intermediate de Estados Unidos bajón 75 centavos, o un 2,0%, a US$37,30 por barril.

Con posterioridad al cierre del mercado, el WTI y el Brent cotizaron brevemente con una baja de más de US$1 por barril.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés) dijo que los inventarios de crudo en el país crecieron en 2,0 millones de barriles la semana pasada.

Eso confirmó la tendencia reportada por el Instituto Americano del Petróleo (API), que el miércoles informó que las existencias de crudo aumentaron en 3 millones de barriles en la semana hasta el 4 de septiembre, y representó un alza inesperada respecto a la proyección de un descenso de 1,3 millones de barriles prevista por analistas consultados por Reuters.

"Los datos del crudo de hoy parecían bajistas (...) y el único elemento de apoyo era el hecho de que el alza de 2 (millones de barriles) fue menor que la indicada por API", dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates, destacando que los precios podrían caer más si las refinerías del Golfo de México no reinician por completo sus operaciones luego de cerrar por el paso del huracán Laura.

Los futuros de Brent y WTI cayeron a su nivel más bajo desde mediados de junio a inicios de la semana y se han mantenido en territorio de sobreventa durante los últimos días.

Respecto a las importaciones de crudo de China, que han respaldado al barril en los últimos meses, el Banco ANZ dijo que es probable que se estabilicen a medida que las refinerías independientes alcancen sus cuotas máximas.

En otra señal bajista, los principales comerciantes de materias primas estaban reservando buques cisterna para almacenar petróleo y diésel.