La implementación de los protocolos sanitarios ha tenido un impacto en el ingreso diario de los transportistas

Gestión - Lima

Cerca de 12,500 transportistas que brindan el servicio en Lima y Callao anuncian la paralización de sus actividades para este martes 23 de junio e incluso un aumento en el precio de los pasajes -la que podría duplicarse o triplicarse- ante las pérdidas económicas de los últimos tres meses tras implementarse las medidas impuestas por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus y ante la ausencia de un subsidio estatal.

“Antes de la pandemia, los buses grandes de 10 a 12 metros -para ponerle un ejemplo- trasladábamos a 500 personas en promedio a un pasaje de S/ 2.00 lo que generaba un ingreso de S/ 1,000 diarios y un gasto de -aproximadamente- S/ 600 para al pago del chofer, mantenimiento, SOAT, combustible, entre otros”, explicó a Gestión.pe el presidente de la Cámara de Transporte Urbano, Ricardo Pareja.

A esta situación -agregó- se suma la cuota de los que adquirieron buses nuevos este año. “Normalmente se paga entre US$ 2,000 a US$ 3,000 por la compra de un bus lo que implica unos US$ 100 diarios (de cuota) que al cambio es entre S/ 300 a S/ 320 de cuota diaria, dejándonos una utilidad de S/ 80 diarios para los transportistas formales”, acotó.

No obstante, este panorama -con la implementación de los protocolos sanitarios para la propagación del coronavirus- ha tenido un impacto en el ingreso diario de los transportistas.

“Estamos de acuerdo con las medidas implementadas como que no se lleven pasajeros parados o que existan asientos vacíos entre pasajeros. Así, al disminuirse la cantidad de pasajeros por día ya no generamos los S/ 1,000 diarios sino prácticamente la cuarta parte (S/ 250) ya que ahora se trasladan a 150 personas”, detalló.

Lo que genera -subrayó Pareja- un desequilibrio financiero debido a que la ganancia diaria no les permita afrontar los gastos de mantenimiento ni mucho menos obtener una utilidad ni pagar las cuotas diarias de los buses nuevos.

“Para tener un equilibrio deberíamos subir el pasaje a S/ 5 o S/ 6 a fin de que se cubran nuestros gastos básicos. No obstante, somos conscientes que es imposible que los pasajeros puedan pagar esta cantidad en las actuales circunstancias”, añadió.

-Subsidio estatal-
En ese sentido, el dirigente consideró vital que se emita el subsidio estatal ya anunciado por el ministro de Transporte y Comunicaciones, Carlos Lozada. “De no ser así el transporte formal se irá a la quiebra lo que generará el avance del transporte informal que no cuenta con protocolos sanitarios y que pueden convertirse en focos de contagio”.

Pareja indicó que se planteó a la ATU que el apoyo estatal sea por kilómetro recorrido para lo cual se obligaría a los transportistas formales el uso del GPS, que permite controlar los kilómetros recorridos en el día.

“Para la camioneta rural (tipo de combi) se planteó que sea (el subsidio de) 0.60 céntimos; S/1.00 para los vehículos tipo custer; S/ 1.80 para los buses de 9 metros y S/ 2.20 para los buses grandes de 12 metros. Con estos montos no se genera una utilidad pero permite solventar los gastos diarios del servicio”, comentó.

Agregó que la ATU -tras presentar la propuesta al MEF y MTC- les indicó que para el caso de los buses grandes el subsidio ya no sería de S/ 2.20 sino de S/ 1.10. “Lo que nos pareció ilógico. Normalmente se recorre 150 kilómetros al día en promedio: de este modo, una camioneta rural recibiría un subsidio de S/ 90 mientras que un bus grande S/ 165 cuando este último gasta solo en combustible S/ 200 a S/ 220″, precisó.

Pese a estos desacuerdos, el dirigente lamentó que hasta el momento no se haya dispuesto la ejecución del subsidio lo que está impactando al 85% del transporte urbano de Lima y Callao.

“Nos parece injusto que se haya autorizado -desde que empezó la cuarentena- un subsidio a los transportistas del Metropolitano; mientras que los transportistas formales no hemos recibido ni un sol. No entendemos la discriminación. Ante ello, de no darse un subsidio a partir del lunes, ya no podremos seguir trabajando desde el martes lo que generará la informalidad en el transporte”, remarcó.

¿Por qué no sale el subsidio? Al respecto, el dirigente aseguró que -de acuerdo a la ATU- ya había un presupuesto destinado para tal fin. “Creemos que la autoridad, en el caso de la ATU, ha tenido una buena gestión, pero se ha entrampado en el MEF lo que nos da mucha pena ya que la gran perjudicada va ser la población”, puntualizó.

¿Se esperaría un aumento del precio de los pasajes? Pareja comentó que -mientras no exista una respuesta del Estado- una salida para afrontar los costos sería el aumento del pasaje, la que podría duplicarse o triplicarse.

“El subsidio no es hacia la empresa, sino hacia el pasajero para que no pague un costo mayor. (En el panorama actual) Nos vemos obligados a duplicar o triplicar el pasaje para compensar nuestra operatividad a partir del día martes. Es imposible seguir operando en las actuales circunstancias”, afirmó.