Las ventas de activos forman parte de la estrategia de la empresa reducir para su deuda y centrarse en la producción en aguas profundas

Reuters

La petrolera estatal brasileña Petróleo Brasileiro SA informó el miércoles que inició el proceso para vender su participación del 51% en el gasoducto Brasil-Bolivia en el marco de su programa de desinversiones.

Petrobras, como es conocida popularmente la firma con sede en Río de Janeiro, está vendiendo su participación en el ducto, conocido como Transportadora Brasileira Gasoduto Bolivia-Brasil (TBG), junto con el 25% que tiene en Transportadora Sulbrasileira de Gas SA (TSB) ), una red de conducciones en el sur del Brasil.

En una presentación separada a los reguladores, Petrobras también anunció la fase vinculante del proceso para vender 26 concesiones en la cuenca Potiguar, 23 de las cuales son en tierra y tres en aguas someras.

Las ventas de activos forman parte de la estrategia de la empresa reducir para su deuda y centrarse en la producción en aguas profundas. Petrobras también está reduciendo su presencia en la infraestructura de gas natural de Brasil, un casi monopolio en el país hasta hace cinco años.

TBG opera una red de transporte de gas natural en el sur, sureste y medio oeste de Brasil.

El gasoducto Brasil-Bolivia tiene una extensión de 2.593 kilómetros, con una capacidad de hasta 30 millones de metros cúbicos de gas.