Vizcarra expresó que no quería referirse directamente a esta medida extrema como "toque de queda"

Reuters

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció el miércoles una "inmovilización social obligatoria" nocturna en el país debido a que algunas personas aún no respetan el estado de emergencia para frenar el avance del coronavirus, en una decisión que en la práctica se asemeja a un toque de queda nacional.

El mandatario precisó en una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno que la inmovilización de personas regirá desde las 20.00 hora local (0100 GMT) hasta las 05.00 hora local (1000 GMT) y será vigilada por las fuerzas de seguridad.

Vizcarra expresó que no quería referirse directamente a esta medida extrema como "toque de queda" porque este tipo de denominación y decisión se tomó en Perú cuando el país luchó "contra el terrorismo" a fines del siglo pasado.

La cifra de contagiados por coronavirus en el país sudamericano ascendió a 145, desde los 117 reportados el martes, según el ministerio de Salud.

"A partir de las 8 de la noche (0100 GMT) las Fuerzas Armadas y la policía harán el cumplimento estricto de esta medida que no solamente es para Lima sino a nivel nacional", afirmó Vizcarra junto a un grupo de sus ministros.

Vizcarra dijo que la medida fue ordenada porque "lamentablemente" un pequeño porcentaje de personas, la mayoría jóvenes, no está cumpliendo las restricciones del estado de emergencia por 15 días que decretó el Gobierno el domingo.

"Están jugando con su salud y con la salud de todos los peruanos", manifestó el presidente. "Dentro del perfil que hemos visto de los nuevos infectados hay jóvenes que se han infectado porque en hora nocturna salían a eventos sociales", refirió.

Perú, un importante productor de materias primas, ya había restringido la libertad de movimiento y de reunión desde el fin de semana para ralentizar la tasa de contagios de coronavirus, aplicando una de las políticas más estrictas de la región ante el avance del patógeno, que ha matado ya a más de 8.000 personas en el mundo.

"¿Es parecido a un toque de queda? bueno. Ustedes (los periodistas) pueden darle y ponerle diversos sinónimos, nosotros no queremos referir a toque de queda porque es una mala época que no queremos hacer referencia", afirmó el mandatario peruano