La evidencia presentada por la organización indica que el virus tuvo origen animal y no sufrió manipulación genética

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co

La Organización Mundial de la Salud (OMS) desmintió la falsa información que circula por redes sociales acerca del origen del virus, la cual sustentaba que el Covid-19 fue creado en un laboratorio. Según Fadeka Chaib, portavoz de la organización, la evidencia sugiere que el patógeno tuvo origen animal y no sufrió manipulación genética.

Chaib agregó que los investigadores han analizado las características genéticas del virus y no encontraron indicios de que fuese creado en un laboratorio. "No solo luchamos cada día contra la pandemia, sino también contra la infodemia", expresó la portavoz.

Desde el inicio de la pandemia, y a través de las redes sociales, han circulado múltiples mensajes y publicaciones que contienen información falsa relacionada con el Covid-19. A pesar de que se ha indicado que el animal responsable de la proliferación del virus pudo haber sido un mamífero llamado pangolín, los investigadores no han obtenido una respuesta concluyente acerca de la especie  causante del contagio.

"Hay muchos expertos trabajando en el origen del virus, todavía no conocemos la fuente inicial, pero todo apunta a su origen animal y que no fue ni manipulado ni construido en un laboratorio o en algún otro sitio. Esta es la posición de la OMS como una organización que se basa en la ciencia", expresó Chaib.

De igual forma, las investigaciones, según la organización, todavían están en desarrollo para descubrir "cómo el Covid-19 cruzó la barrera de las especies".

El Gobierno estadounidense ha insistido en que el virus tuvo origen en el laboratorio del Instituto de Virología de la ciudad de Wuhan, ciudad donde se registró el primer brote. China, en contrarespuesta, argumenta que Estados Unidos creó el patógeno y, posteriormente, lo envió al país asiático.

Al respecto, Chaib indicó que "debemos concentrarnos en hechos y no en el miedo (...). Parte de las falsedades que aparecen en los medios y en plataformas sociales tienen que ver con teorías espurias".

El director general de la OMS, Adhanom Ghebreyesus, ha expresado que existe la necesidad de combatir la desinformación, la cual es una labor de las autoridades nacionales.