El Banco Mundial prevé que se perdería hasta medio año de educación con el cierre de colegios y universidades por el coronavirus

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Los logros obtenidos en materia de educación y salud en 174 países del mundo hacen parte de las investigaciones y estudios del Banco Mundial, quienes ayer presentaron el más reciente balance del Índice de Capital Humano con datos hasta marzo de 2020, justo antes de que la pandemia se apoderara del mundo.

Pues bien, según David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, los avances de la última década en estos dos aspectos sociales están en riesgo debido al impacto del covid-19. En sus palabras, “la pandemia pone en peligro los avances en la creación de capital humano logrados a lo largo de una década, incluidas las mejoras en salud, tasas de supervivencia y matriculación escolar y la reducción del retraso del crecimiento. El impacto que la pandemia ha tenido sobre la economía ha sido especialmente fuerte para las mujeres y las familias más desfavorecidas, muchas de las cuales han quedado en situación de vulnerabilidad”.

Un panorama nada alentador al que se le suma la crisis económica y de empleo que ya ocasionó el coronavirus. El análisis hecho por el Banco Mundial muestra que la mayoría de países de bajos ingresos hicieron un esfuerzo importante por mejorar la educación y la salud de sus ciudadanos.

Pese a los avances, según los datos, un niño nacido en un país promedio podía esperar alcanzar solo 56% de su capital humano potencial, teniendo como punto de referencia una educación completa y plena salud.

El Banco Mundial resalta que el impacto del covid-19 en el desarrollo de la salud mundial ha sido fatal. “Programas de vacunación en aproximadamente 68 de las economías se han visto interrumpidas debido a la pandemia, y unos 80 millones de niños menores de edad de un año no estarán vacunados en los de ingresos bajos y medios países como resultado”, es decir, que mantener las cuarentenas podrían seguir afectando estos programas de salud.

En esta pandemia, como en las otras, la mayoría de las personas se muestran más reacias a buscar atención médica. El Banco Mundial resalta que “durante la epidemia de Sars en Taiwán, China, es probable que el miedo de la gente a la infección condujo a fuertes caídas en la demanda de acceso a servicios médicos atención en todos los ámbitos”.

En cuanto a educación, el no asistir a los colegios y las fallas que se tuvieron con el estudio remoto representará una pérdida, en promedio, de medio año escolar además de pérdidas económicas.

Como en todo índice se pueden hacer comparaciones sobre la posición que ocupan los países. El índice se calcula de 0 a 1 donde 1 es el mejor resultado. Así, el mejor puesto lo ocupa Singapur, con un índice de 0,88; le sigue Hong Kong, con 0,81; y el tercer lugar es para Japón (0,80). Al ver los más afectados en salud y educación están: República Central Africana (0,29), Chad (0,30) y Sudán (0,31).

Colombia tiene una puntuación de 0,6 y está por debajo de México, Perú, Chile y Costa Rica, pero supera a Argentina, Uruguay y a Ecuador, entre otros.

Lea el informe completo aquí.