sábado, 29 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

“Si hacen un supuesto juicio político que no está en nuestra Carta Magna, la Procuraduría debe meter una demanda ante los tribunales de justicia y llevar a la cárcel a todos los que violen la Constitución, aunque sean diputados”, advirtió Maduro, en un acto público frente al Palacio de Miraflores. 

Acatan a medias el paro

A pesar de que las calles de Venezuela lucían con menos movimiento de lo habitual, el paro nacional convocado por la oposición concitaba sólo una tímida acogida el viernes, tras las amenazas del Gobierno de Nicolás Maduro de tomar el control de los negocios que no abrieran al público.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una huelga general de 12 horas, en protesta por la paralización de un referéndum revocatorio contra el mandatario socialista, tensando aún más el ya caldeado ambiente político.

“No estoy de acuerdo con el gobierno de Maduro, pero tuve que abrir porque, como está la situación en el país, es muy difícil dejar de trabajar un día”, se lamentó Alfonso Brito, dueño de un puesto de meriendas en el este de Caracas que, por la huelga, vendía menos de lo usual.

A pesar de que la oposición calificó el paro como un “éxito” exhibiendo fotos de calles semidesiertas, en Caracas las panaderías, farmacias y supermercados estaban abiertos y con las ya habituales filas de compradores en busca de bienes escasos. En el resto del país, la medida se cumplía a medias.

Venezuela atraviesa una de las peores crisis de su historia contemporánea, con la inflación más alta del mundo, recesión económica y escasez de alimentos y medicinas. La oposición responsabiliza a Maduro, por lo que busca revocar su mandato.

Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) pospuso la consulta, prácticamente enterrando la posibilidad de que se haga antes del 10 de enero de 2017. Si se celebrara luego de esa fecha y Maduro es revocado, no se realizarían elecciones y el vicepresidente concluiría su mandato hasta el 2019.