.
GLOBOECONOMÍA Luís Solís, el profesor anónimo que llegó a la presidencia de Costa Rica
lunes, 7 de abril de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Mundo - Caracas

Solís ganó por abrumadora mayoría, pasó del anonimato y los pronósticos adversos de las encuestas, a encarnar la voluntad de cambio de los costarricenses, cansados de la política tradicional.

"No me maten de amor, que aún tengo mucho trabajo que hacer", pidió Solís a una masa de seguidores enfervorizados que este domingo lo estrechó casi hasta la asfixia en el centro donde emitió su voto. Hace cinco meses no lo conocía "ni el gato" del vecindario, según sus propias palabras.

Solís recibió un aplastante 77,9% de los votos frente al oficialista Johnny Araya, la mayor cantidad con que haya sido electo algún presidente en la historia de Costa Rica, equivalente a un 1,029.000 votos, superando su propia meta.

Hijo de un zapatero y una educadora, Solís se convirtió en pocos meses en figura de la política costarricense, dominada durante décadas por el gobernante Partido Liberación Nacional (PLN) y otra agrupación política.

El nuevo presidente, que asumirá el 8 de mayo, tiene una licenciatura en historia de la Universidad de Costa Rica (UCR) y una maestría en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad de Tulane, de Estados Unidos.

Fue investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), director del Programa de Estudios Políticos Centroamericanos y director regional de la Secretaría General Iberoamericana (Segib).

Sereno y de sonrisa fácil, Solís recogió adeptos a su paso con un discurso convincente, pero su mayor atractivo, según sus seguidores, es la calidez en el trato.

Emprendió su carrera hacia la Presidencia ganando ajustadamente la convención del Partido Acción Ciudadana (PAC) para postularse a candidato, pese a que los sondeos no le daban ninguna posibilidad.

Ya como aspirante presidencial aparecía en las encuestas para las elecciones del pasado 2 de febrero, con porcentajes dentro del margen de error, entre 2,5 y 3%.

Pero sorpresivamente ganó con 30,6% de los votos entre un abanico de 13 candidatos, mientras que el candidato del PLN, Araya, que era el favorito, quedó en segundo lugar con 29,8%. Ninguno obtuvo el mínimo del 40%, lo que obligó al balotaje.

Una encuesta de la UCR divulgada el 5 de marzo reveló que, para la segunda vuelta, Solís aventajaba a Araya por 43 puntos. Ese día, el oficialista se retiró de la campaña, aunque la Constitución prohíbe la renuncia a una candidatura presidencial.

No se puede perder el alma

Solís ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a la academia como profesor universitario, simultáneamente ligado a la actividad política, primero en el PLN, del que fue secretario general, y desde hace nueve años en el PAC.

Entre 1986 y 1990 fue jefe de gabinete de la Cancillería, desde donde trabajó en el diseño e impulso del plan de paz para Centroamérica, que en 1987 le valió el Premio Nobel al expresidente Óscar Arias.

En 2005 se unió al PAC tras renunciar a la militancia en el PLN. "Un partido puede perder el rumbo, pero no el alma", escribió en una carta en la que afirmó que esa agrupación fue tomada por la corrupción y abandonó su raíz socialdemócrata para abrazar el neoliberalismo.

Coherente con esa postura, Solís ha puesto la lucha anticorrupción en el centro de su programa, el cual plantea además la urgente tarea de combatir la creciente desigualdad social.

"La educación pública de calidad, la existencia de un sistema de seguridad social que garantice buenos servicios de salud y un régimen de pensiones sólido, así como el apoyo al productor nacional, son tareas de primer orden", afirmó en entrevista con una agencia.

Su principal afición es la lectura, un hábito del cual se declara "promiscuo y voraz". "Leo de todo: poesía, teatro, novela, periódicos, revistas, libros de todo tipo, cualquier cosa interesante que pase por mis manos", asegura.

También toca el piano y le gusta la agricultura. "En mis ratos libres, de los que ya casi no me quedan, me voy a una pequeña finca familiar (en las afueras de San José), donde vive mi padre, y disfruto sembrando hortalizas, flores, arreglando una cerca", relató a una agencia de noticias.

Solís convive con la española Mercedes Peña, con quien tiene una hija de 7 años. Fruto de un anterior matrimonio son otros cinco hijos, la mayoría profesionales o estudiantes universitarios avanzados.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 10/06/2021 Biden y Johnson se reúnen antes de cumbre del G-7 para afianzar relaciones bilaterales

La reunión se produce en medio de las tensiones entre Gran Bretaña y la Unión Europea por Irlanda del Norte y el brote de covid-19

Alemania 10/06/2021 Adidas invierte en reciclaje de textiles con producción de madera y desechos agrícolas

Adidas acordó suscribir acciones por valor de US$3,65 millones en la oferta pública inicial planificada de la compañía, lo que eleva la inversión total

Rusia 11/06/2021 Rusia aumentó sus tasas, e indicó un mayor ajuste a medida que aumentó la inflación

La tasa de referencia subió 50 puntos básicos a 5,5% el viernes, el nivel más alto en más de un año, dijo el Banco de Rusia en comunicado

MÁS GLOBOECONOMÍA