.
BOLSAS

Los bonos del tesoro registran la mayor pérdida anual de su historia por la inflación

sábado, 31 de diciembre de 2022

El índice Bloomberg del Tesoro de EE.UU. arrojó -12,5%, su segunda pérdida anual consecutiva y la mayor en sus cuatro décadas

Bloomberg

El mercado del tesoro estadounidense registró una pérdida anual récord en 2022, impulsado por las presiones inflacionistas que llevaron a la Reserva Federal a subir su referencia a un día en más de cuatro puntos porcentuales.

Los rendimientos alcanzaron su punto máximo en octubre o noviembre, y luego retrocedieron cuando los indicadores de inflación empezaron a mostrar moderación y los funcionarios de la Reserva Federal ralentizaron el ritmo de endurecimiento de la política monetaria.

La curva de rendimientos se invirtió, y los tipos de los bonos a 5 años superaron por primera vez a los de los títulos a 30 años en marzo, mientras que la diferencia entre los rendimientos a 2 y 10 años también se invirtió.

En última instancia, estas inversiones alcanzaron extremos históricos, lo que significa que los inversores esperan que los altos rendimientos a corto plazo causen daños económicos. La inversión de la curva de dos a 10 años alcanzó los 85,2 puntos básicos el 7 de diciembre, antes de terminar el año en torno a los 56 puntos básicos. La prima a cinco años sobre el tipo a 30 años alcanzó en un momento dado los 46,8 puntos básicos.

Para 2023, muchos estrategas de tipos de interés de EE.UU. esperan que los bonos del tesoro prolonguen su reciente repunte, arrastrando los rendimientos a la baja y empinando la curva en la segunda mitad del año, siempre y cuando las condiciones del mercado laboral se suavicen y la inflación disminuya aún más.

El índice Bloomberg del Tesoro de EE.UU. arrojó -12,5%, su segunda pérdida anual consecutiva y la mayor en sus cuatro décadas de historia; los peores meses para el índice fueron septiembre (-3,45%), marzo (-3,11%) y abril (-3,10%); la pérdida del primer trimestre del 5,58% fue la mayor registrada en un solo trimestre.

Variaciones de los rendimientos de referencia 2022: 2 años +369 pb, 5 años +274 pb, 10 años +236 pb, y 30 años +206 pb.

Los rendimientos subieron a medida que se reevaluaba continuamente el curso probable de la política de tipos de la Reserva Federal, tanto antes como después de que el banco central comenzara a subir los tipos.

En enero, los contratos de permuta financiera referenciados a las fechas de las reuniones de la Reserva Federal preveían cuatro subidas de tipos de un cuarto de punto a lo largo del año.

El primer movimiento del banco central tuvo lugar en marzo, cuando los funcionarios elevaron el rango de referencia hasta el 0,25%-0,5%, un cuarto de punto por encima de donde se había situado

En abril, se preveían subidas de medio punto en las cuatro reuniones siguientes.

En junio, cuando la Reserva Federal realizó su primera subida de tipos de tres cuartos de punto desde 1994, el mercado empezó a prever una caída de los tipos desde el máximo alcanzado.

En diciembre, cuando los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal publicaron nuevas previsiones con una mediana del 5,125% para el tipo de los fondos en 2023, las expectativas del mercado sobre un posible máximo habían descendido por debajo del 5% desde máximos en torno al 5,25%.

La invasión rusa de Ucrania en febrero detuvo temporalmente la venta masiva, pero se reanudó cuando el precio del crudo alcanzó su nivel más alto en más de una década, presagiando un aumento de los precios de la gasolina; los costes de las materias primas agrícolas también se dispararon.

A finales de año, los precios de las materias primas habían vuelto en general a los niveles de febrero, y los futuros del petróleo y la gasolina alcanzaron en diciembre su nivel más bajo en lo que va de año.

La inflación estadounidense se aceleró en el primer semestre: el índice de precios al consumo alcanzó un máximo del 9,1% interanual en junio y se redujo al 7,1% en noviembre; la inflación subyacente alcanzó un máximo del 6,6% en septiembre y se redujo al 6%.

Las expectativas de inflación a cinco años implícitas en los rendimientos de los valores del Tesoro protegidos contra la inflación alcanzaron un máximo en marzo de más del 3,7%, y retrocedieron hasta aproximadamente el 2,38% a finales de año.

Durante el segundo semestre del año, los rendimientos de los valores del Tesoro superaron sus máximos de junio al dispararse los rendimientos en el Reino Unido y la zona euro, reflejando las elevadas expectativas sobre la evolución de los tipos de interés oficiales de los bancos centrales de esas economías.

En septiembre, los recortes fiscales propuestos por el nuevo gobierno británico provocaron una caída de los rendimientos en el Reino Unido que también afectó a los bonos soberanos de todo el mundo hasta que se retiró el plan y se produjo otro cambio de liderazgo.

Durante la segunda mitad del año, los bonos del Tesoro también se vieron sacudidos por las sorpresas del Banco de Canadá, que subió los tipos 100 puntos básicos más de lo previsto en julio y 50 puntos básicos menos de lo esperado en octubre, y del Banco de Japón, que amplió la banda de fluctuación de los rendimientos a 10 años en diciembre, provocando una venta masiva de deuda pública japonesa.

A medida que aumentaban las pérdidas, las grandes oscilaciones diarias de los rendimientos se hicieron más frecuentes, y los indicadores de volatilidad y liquidez alcanzaron niveles extremos.

Algunas de las mayores variaciones diarias del rendimiento se produjeron en días como, 28 de febrero, una subida provocada por la demanda de refugio tras las sanciones a Rusia, ayudada por las compras de fin de mes.

Miércoles 2 de marzo, una venta después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, respaldara subidas de tipos de 50 puntos básicos en caso necesario.

Lunes 13 de junio, una venta que formaba parte de las consecuencias para el mercado de los datos del IPC de mayo publicados el día 10 de junio. El miércoles 15 de junio, repunte después de que Powell restara importancia a las perspectivas de una subida de tipos de 100 puntos básicos.

Lunes 26 de septiembre, venta masiva provocada por el desplome de los bonos británicos. Miércoles 28 de septiembre, repunte de los bonos británicos tras la intervención del Banco de Inglaterra para frenar la subida de los rendimientos.

Lunes 3 de octubre, repunte de los bonos británicos, favorecido por el índice ISM manufacturero y 10 de noviembre, repunte provocado por los datos de inflación de octubre.

En junio, la Reserva Federal dejó de reinvertir todos los bonos del Tesoro que vencían en su balance, de acuerdo con los planes anunciados en mayo.

El Departamento del Tesoro siguió reduciendo el tamaño de las subastas de cupones durante el año, hasta noviembre, cuando dijo que habían alcanzado niveles sostenibles

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Tecnología 07/02/2023 Microsoft presenta el motor de búsqueda conversacional de Bing con tecnología IA

La empresa multimillonaria Microsoft anunció recientemente una inversión en OpenAI, consolidando los lazos con la startup para conocer de cerca sus modelos de inteligencia artificial

Bolsas 08/02/2023 India eleva costo de créditos al 6,5% y endurece su política para controlar la inflación

El Banco de la Reserva de Australia subió esta semana 25 puntos básicos y dijo que se necesita un mayor ajuste para controlar la inflación subyacente

Laboral 06/02/2023 Amazon y Walmart encabezan la lista de las empresas más buscadas para trabajar

Según SEO Reboot, los factores fundamentales que tienen en cuenta los trabajadores a la hora de buscar un nuevo empleo son la remuneración, el clima laboral y la proyección.

MÁS GLOBOECONOMÍA