RIPE:

El presidente de Apavit, Ricardo Acosta, considera que esta medida generará una sobredemanda en entradas y perjudicará la reactivación del turismo. En tanto, la Cámara de Turismo del Cusco cree que es una decisión positiva

Diario Gestión - Lima

Luego del anuncio del ministro de Cultura, Alejandro Neyra, que amplía hasta fin de año el ingreso gratuito de visitantes a Machu Picchu, así como a la red de museos y sitios arqueológicos de todo el Perú a cargo de su sector. El presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo (Apavit), Ricardo Acosta, advierte que esta medida no beneficiará al sector, promoverá la informalidad y no asegura a los turistas la posibilidad de reencontrarse con la joya arqueológica ubicada en Cusco.

“Me parece una pésima decisión. Pueden tener las mejores intenciones, pero la decisión es mala. Hace unos días hicieron lo mismo, colocaron entradas gratuitas, se agotaron en un día y empezó la reventa. Es decir, va a aumentar la informalidad, van a impedir la reactivación del turismo porque el aforo es limitado", explica Acosta a Gestión.pe.

El líder del gremio de las agencias de viaje en el Perú asegura que al adquirir entradas gratuitas, muchas personas podrían revenderlas porque “lo regalado no se aprecia”. “Siempre debe haber un costo o colocar filtros para evitar la reventa. La intención del ministro (Neyra) puede ser muy buena, pero va a incentivar la informalidad”, sostiene.

Del mismo modo, advierte que esta medida impedirá que el turismo genere más ingresos. “Las entradas se agotarán hasta fin de año. Ya pasó una vez. Al ser una decisión tan importante hay que consultar. Los agentes de viajes somos especializados en comercialización”, señala Acosta.

¿Aumentarán los viajes?
Ricardo Acosta afirma que al colocar entradas gratuitas, la población local agotará rápido las entradas.

Ante ello, opina que se debería colocar un costo simbólico, o en todo caso, que cada entrada tenga inscrita el DNI de la persona que visitará Machu Picchu a fin de que solo ella pueda ingresar y así evitar la informalidad. “El aforo es de 675 personas. Sería muy triste que los turistas no puedan ingresar a Machu Picchu”, comenta.

En otro momento, el presidente de Apavit informó que enviarán cartas exhortando al Ministerio de Cultura cambiar esta decisión. “Vamos a remitir cartas, comunicarnos con los presidentes gremiales.

Están afectando en cierto punto al turismo”, añade. Por último, manifestó que la reactivación del turismo en Cusco todavía está lento y la preferencia de los peruanos es hacia las playas del norte.

Posición de Cartuc
Por su parte, el presidente de la Cámara Regional de Turismo de Cusco (Cartuc), Carlos Milla, apreció la decisión del Ministerio de Cultura y la consideró como un “gesto amistoso” para la población peruana. Comenta además que esta es una oportunidad para que los visitantes puedan conocer más sitios turísticos en Cusco, además de Machu Picchu.

“Hay una gran parte de peruanos que ya hizo turismo en Machu Picchu y ahora se les puede ofrecer visitas en otros lugares. Esta es una invitación a viajar. El que decide venir tiene que pensar en su vuelo, en el hotel donde se hospedará. La entrada gratuita no significará un gran ahorro, pero como gesto amistoso creo que está bien", argumenta.

Con relación a las entradas gratuitas al centro arqueológico, Milla sostuvo que se debería hacer una reserva anticipada para obtenerlas y así evitar problemas.

En cuanto al aforo a Machu Picchu, proyecta que dependiendo de cómo se desarrollen las visitas podría aumentar en los próximos meses. “El aforo puede subir si se maneja bien. Más adelante podría aumentar y ajustarse. Por el momento, van a ser muy rigurosos con todo ello, porque los protocolos son importantes”, dijo.

Lea la nota original aquí.