.
La pregunta en la mente de los demócratas_ ¿cómo podrían reemplazar a Joe Biden_
ESTADOS UNIDOS

La pregunta en la mente de los demócratas: ¿cómo podrían reemplazar a Joe Biden?

miércoles, 3 de julio de 2024

La pregunta en la mente de los demócratas ¿cómo podrían reemplazar a Joe Biden

Foto: Bloomber

Al partido le queda poco tiempo para cambiar de rumbo antes de que se programe nombrar a su candidato antes del 7 de agosto

Bloomberg

El desempeño alarmantemente pobre del presidente Joe Biden en el debate está planteando nuevas preguntas sobre si los demócratas tienen alternativas para retener al titular de 81 años como su candidato en las elecciones presidenciales de noviembre.

Biden ya ha obtenido suficiente apoyo en las primarias para asegurarse la nominación demócrata a la presidencia. Al partido le queda poco tiempo para cambiar de rumbo antes de que se programe nombrar a su candidato antes del 7 de agosto y comenzar su convención nacional el 19 de agosto en Chicago.

Biden, que padecía lo que sus asesores calificaron de resfriado y lo que él mismo calificó de jet lag , habló con voz ronca, de forma vacilante y a veces descoordinada en el debate del 27 de junio, una actuación que renovó las preocupaciones sobre su capacidad para cumplir un segundo mandato de cuatro años. En cambio, su oponente, el expresidente Donald Trump, de 78 años, se mostró enérgico, aunque sus declaraciones estuvieron plagadas de falsedades.

Cinco días después, el representante Lloyd Doggett de Texas se convirtió en el primer demócrata del Congreso en pedir a Biden que se retirara de la carrera; varios otros se distanciaron del presidente.

Así es como podrían desarrollarse las discusiones sobre el futuro de Biden.

¿Qué pasa si Biden se retira de la carrera antes de ser nominado?

Dijo que no lo haría, tanto después del debate como al día siguiente en un mitin, donde dijo que estaba dispuesto a cumplir otro mandato.

Pero hay un precedente. El presidente Lyndon Johnson, demócrata, decidió no presentarse como candidato para un segundo mandato completo en 1968, cuando aumentaron las protestas contra la guerra de Vietnam. En un discurso en la Oficina Oval, Johnson hizo el sorpresivo anuncio de que “no buscaré, ni aceptaré, la nominación de mi partido para otro mandato como presidente de ustedes”. En cambio, los demócratas nominaron a Hubert Humphrey, quien fue derrotado por Richard Nixon.

La decisión de Johnson se produjo a finales de marzo, en un momento en el que el proceso para determinar los candidatos presidenciales de los principales partidos no era tan intenso como lo es hoy. A diferencia de Biden, Johnson aún no había conseguido suficientes delegados para asegurar la nominación.

¿Puede Biden ser eliminado de la lista?

Sería difícil.

Para convertirse en el candidato presidencial demócrata, un candidato debe ganar el voto de la mayoría de los aproximadamente 3.900 delegados de la convención nacional del partido que se comprometieron a apoyar a un candidato determinado. En las primarias de su partido, Biden enfrentó una oposición mínima y obtuvo 99% de los delegados comprometidos.

Las promesas de los delegados no son vinculantes, pero, salvo que se den circunstancias extraordinarias y exista un plan B, es poco probable que lo eliminen de la lista.

Hay más de 700 delegados adicionales, llamados superdelegados, que no están obligados a comprometerse con ningún candidato y pueden votar si la convención es impugnada y se lleva a una segunda votación o votación adicional.

Cualquier rival de Biden tendría que anunciar su candidatura antes de la votación formal, desafiando públicamente al presidente en ejercicio en un intento de golpe de Estado partidario de alto riesgo.

¿Cuándo se debe tomar una decisión?

Pronto. El Comité Nacional Demócrata, DNC, ya había planeado adelantar la nominación de Biden mediante una votación por teléfono antes de la convención para cumplir con la fecha límite de votación del 7 de agosto en Ohio. Aunque la legislatura de Ohio, liderada por los republicanos, ha extendido esa fecha límite, el presidente demócrata Jaime Harrison dijo antes del debate que el partido seguiría adelante con la votación por adelantado.

¿Qué pasaría si Biden renunciara como candidato después de la convención?

La decisión de reemplazarlo la tomaría el DNC, que está integrado por más de 400 líderes de partidos de todos los estados y territorios de Estados Unidos.

El partido se enfrentaría entonces a otro desafío: papeletas impresas con el nombre de Biden ya en ellas. Las leyes varían según el estado sobre cómo se contaría un voto para Biden si ya no es el candidato, pero sus votos probablemente irían a su reemplazo cuando se reúna el Colegio Electoral.

¿Qué pasa con el dinero?
Las campañas presidenciales modernas son empresas enormemente costosas y las consideraciones financieras jugarían un papel no menor.

La campaña y el partido de Biden tenían US$212 millones en efectivo a disposición a fines de mayo, y ese dinero estaría disponible para Harris si ella se hiciera cargo de la primera candidatura. Cualquier otro candidato probablemente tendría que empezar desde cero.

La campaña de Biden y el Partido Demócrata ya han gastado unos 346 millones de dólares en intentar reelegir a Biden. Elegir un candidato diferente podría requerir gastar aún más dinero para presentar un nuevo candidato a los votantes.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

EE.UU. 20/07/2024 Airbus busca acuerdos para modelo A333 durante la realización del Salón Aeronáutico

Entre los posibles compradores del avión, una versión más avanzada de un avión que entró en servicio por primera vez a mediados de la década de 1990, se encuentran Flynas y Flyadeal

EE.UU. 18/07/2024 Joe Biden ya estaría a punto de oír a su partido y retirarse de la contienda presidencial

Fuentes del partido demócrata le han dicho a axios y The Washington Post que es probable que el presidente renuncie a competir con Trump por la presidencia de EE.UU.

Transporte 19/07/2024 Las aerolíneas comienzan a reanudar los vuelos interrumpidos por la falla de software

Cirium dijo que las cancelaciones en Estados Unidos se situaron en alrededor de 4,2% de todos los vuelos programados, muy por encima de lo que es habitual