Alitalia y Norwegian se alejaron de los números en rojo luego de que los gobiernos anunciarán la posible compra de las firmas

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

“Se trata de la mayor crisis económica en la historia, sin precedentes, para la cual ninguna aerolínea del mundo estaba preparada”, asegura con firmeza Luis Felipe de Oliveira, director ejecutivo & CEO de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (Alta) al referirse a la situación que enfrenta el sector aéreo a nivel global y que podría dejar a muchas aerolíneas en quiebra a finales de marzo, según un análisis del Centro para la Aviación (Capa).

Este panorama que enfrenta el sector aéreo producto del Covid-19 tiene a los gobiernos, directivos de las aerolíneas y a los expertos del sector en busca de soluciones que eviten que más firmas de transporte aéreo repitan el destino de Flybe, la aerolínea regional más grande de Europa, que quebró por la baja en la demanda de vuelos y las cancelaciones que ya oscilan 90% a nivel mundial.

Uno de los salvavidas que podría evitar que las aerolíneas terminen tal como Flybe es la nacionalización. Luego de conocerse que el Estado noruego podría comprar parte de las acciones de Norwegian Air Shuttle con el fin de nacionalizarla parcial o totalmente, las acciones de la empresa subieron más 20%. La semana anterior los directivos de la compañía habían anunciado que estaban al borde de la quiebra.

Según información que citó Expansión, el comportamiento que registraron los títulos de Norwegian “contrasta con el desplome de IAG. El holding de British Airways, Iberia, Vueling y Level que volvió a ser uno de los que más cayó del Ibex y a media mañana dejó casi 8%”.

La valorización de las acciones de Norwegian no son la única muestra de que nacionalizar las aerolíneas en estos tiempos podría salvarlas de la quiebra. A este ejemplo de lo que están haciendo los gobiernos por evitar que el sector aéreo colapse se le suma que “el Gobierno italiano renacionalizará la aerolínea Alitalia, en concurso de acreedores desde mayo de 2017, tras la crisis del Covid-19 que ha impactado notablemente en las cuentas de la compañía, con cancelaciones masivas, y ha alejado su potencial venta”, citó Expansión.

Pese a que no todos los gobiernos tienen la capacidad de nacionalizar a las aerolíneas para salvarlas, los expertos señalan que hay otros caminos para apoyarlas. Por ejemplo, Oliveira asegura que los incentivos que se podrían adoptar varían de acuerdo al país, pero que hay tres líneas generales de las que se podrían partir.

Las medidas recomendadas son: la “reducción de costos fijos como impuestos, tasas y cargos que representan alrededor de 12% de los costos totales de las aerolíneas, respaldar medidas de protección al pasajero y ajustar condiciones laborales como medida de contingencia”, añadió el experto, quien también señaló que se estima que en América Latina la cifra de pérdidas sería de US$8.000 millones.

La anterior proyección es preocupante, ya que “esta es una industria que genera muy bajos márgenes de ganancia a nivel regional, pero que es tan importante para la economía de la región”, dijo Oliveira.

Este panorama se conoce en un momento en el que algunas compañías en Latinoamérica han llevado a cabo reducciones importantes en sus operaciones. Por ejemplo, Avianca reducirá entre 20% y 40% sus vuelos y Latam cancelará 90%.

La industria de viajes y el turismo representa 9,3% del PIB de Latinoamérica
De acuerdo con Oliveira, quien se baso en datos de la Wttc, “la industria de viajes y el turismo representa 15,5% del PIB del Caribe y 9,3% del PIB de América Latina y genera 13,5% de los empleos en el Caribe y 8,2% en América Latina. Se trata de un sector de extrema importancia para el bienestar económico y social de la región, por lo que si no se teman medidas urgentes las consecuencias serán graves y perdurarán varios meses”.