La calificadora parte de un escenario en el que las firmas aéreas registrarán una caída de 55% en los ingresos por kilómetro-pasajero

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

La industria aérea es, sin duda, una de las más afectados por la crisis que atraviesa el mundo. El impacto que ha tenido la propagación del covid-19 en este segmento ha llevado a que Latam Airlines, Azul Linhas Aéreas Brasileiras y Gol Linhas Aéreas Inteligentes registraran una baja en sus calificaciones por parte de Fitch Ratings.

La nota de la aerolínea de origen chileno bajó desde B+ hasta B-, mientras que las de Azul Linhas Aéreas Brasileiras y Gol Linhas Aéreas Inteligentes, cayeron desde B hasta B-. La revisión a la baja se debió a “la incertidumbre en torno a la duración del flujo de caja durante los próximos 12 meses (...)”, reseñó Fitch en el documento.

La calificadora estima que la erosión en el flujo de caja para las aerolíneas regionales podría ser de US$600 millones en el caso de Latam y para Azul y Gol podría oscilar entre US$139 millones y US$157 millones al cierre del segundo trimestre del año, debido a las restricciones impuestas por los gobiernos.

Al factor anterior se le suma que la recuperación del sector será lenta, en medio de un panorama que estará marcado por la devaluación de las monedas locales y con gastos fijos como el arrendamiento que, en varios de los casos, tienen que pagarse en divisas extranjeras.

Las proyecciones de Fitch Ratings acerca de la restauración de este segmento parten de un escenario base en el que las firmas aéreas registrarán una caída de 55% en los ingresos por kilómetro-pasajero para este año y en 2021 se mantendrán este dato que está 22% por debajo de los de 2019.