La actividad económica del país latinoamericano subió 1,9% en octubre pero bajó 7,4% respecto al mismo mes del año pasado

Bloomberg

El país continuó recuperándose lentamente de su histórico colapso generado por el covid-19 este año, registrando el sexto mes consecutivo de crecimiento.

La actividad económica subió 1,9% en octubre pero bajó 7,4% respecto al mismo mes del año pasado, según datos del Gobierno publicados el miércoles. El crecimiento se desaceleró frente al mes anterior, que fue revisado al alza en 2,1% mensual. En octubre, todas las categorías, excepto la intermediación financiera, registraron caídas anuales, aunque la construcción y la manufactura se han recuperado cerca de los niveles anteriores a la pandemia.

La actividad en Argentina se ha visto afectada recientemente por las especulaciones de que el presidente, Alberto Fernández, iba a devaluar el peso. Los controles cambiarios implementados en septiembre provocaron que la brecha entre el tipo de cambio oficial y paralelo se ampliara significativamente, pero desde entonces se ha reducido debido en parte a algunas políticas más ortodoxas. Fernández ha negado que vaya a haber una devaluación.

Se espera que la economía de Argentina se contraiga cerca de 11% este año, lo que equivaldría al peor descenso registrado en un año. Se proyecta que la inflación, ya elevada, se acelere al 50% el próximo año y el desempleo se mantenga en dos dígitos. El Gobierno de Fernández tiene la intención de resumir su amplia visión económica en un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional que aún está en negociación.