.
GLOBOECONOMÍA Inseguridad de Alemania impidió fusión Eads y BAE
miércoles, 10 de octubre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La incapacidad de los gobiernos de Alemania, Francia y el Reino Unido de decidir qué participación tendría cada uno en la fusión entre Eads y BAE Systems, puso fin a la creación de la empresa de aeronáutica y defensa más grande del mundo, valorada en €35.000 millones.

Según analistas internacionales, el fracaso de las negociaciones puede poner en riesgo a los directivos de BAE y no deja a Eads en la mejor posición financiera. Sin embargo, las negociaciones estaban alcanzando un tono altamente sensible que dejó ver el camino difícil que le esperaba a las dos empresas.

El punto final al capitulo de la posible fusión entre BAE Systems, empresa británica productora de aviones de combate y tecnologías de defensa, con Eads, la aerospacial con participación francesa alemana y española, a su vez casa matriz de Airbus, no fue sorpresa para muchos. Desde el principio se vio que los intereses particulares de los tres países, serían el principal obstáculo para frenar un negocio que prometía cambiar el panorama de la industria aeronáutica y de defensa mundial.

Una fuente cercana a las empresas consultada por la agencia EFE resumió el porqué del fracaso al llegar a un acuerdo.

“Alemania y Reino Unido podrían vivir con menos participación estatal, pero Francia no puede. Francia y Reino Unido podrían vivir con la pérdida de la paridad franco-germana, Alemania no puede. Francia y Alemania podrían acordar una mayor participación estatal si eso mantiene la paridad, el Reino Unido no está de acuerdo”, explicó.

Incluso otros países como España, accionista de Eads, y Estados Unidos, principal cliente de BAE, tenían algunas reservas. Pero la principal culpa parece que fue atribuida a Alemania, quien ya había amenazado con bloquear el acuerdo.

Al preguntársele si encontró más problemas con el Gobierno alemán que con el Gobierno francés, el presidente ejecutivo de BAE, Ian King, dijo: “eso sería una descripción precisa”.

“Eads estaba en una etapa más pro-Francia y Alemania comenzó a sentir que sus trabajadores no recibirían el mismo trato”, dijo Felipe Campos, director de investigaciones de Alianza Valores.

“Es muy particular que se esté hablando de una comunidad europea y los gobiernos siguen pensando como repúblicas independientes. Una gran compañía que podía beneficiar a todos y que tenía un plan rentable, se bloqueó no pensando en los beneficios monetarios sino en como se afecta el poder”, agregó.

Sin embargo para otros no se puede desestimar la importancia del papel de los gobiernos en el acuerdo si se habla de defensa.

“No se puede olvidar de qué negocio se trata, era algo desde sus mismo orígenes muy sensible, pues está relacionado con la seguridad de los país. Los países son a su vez accionarios y clientes”, comentó Cristina Robledo, docente de negocios internacionales de Eafit.

“Lo que pasó lleva a concluir que la falta de acuerdo entre los países cerraron las posibilidades a una alianza o una fusión que era en términos industriales, competitiva y promisoria, pero hay que tener en cuenta el tipo de negocio que está hablando y las preocupaciones de los países”, sumó.

Al final del día la ruptura de las negociaciones es una mala noticia para los otros accionistas de las empresas. Muchos analistas creen que BAE Systems, que no tenía la mejor perspectiva en su futuro, deja en duda la habilidad de la compañía para alcanzar los objetivos a largo plazo que se había propuesto.

Por parte de Eads, la aerospacial queda en igual desventaja con su competidor Boeing Company y algunos problemas financieros. “Los problemas para terminar algunos aviones han hecho que los costos de Airbus se disparen. La empresa necesita el apoyo financiero de Eads para salir adelante. Esta fusión pudo fortalecerla en los aspectos financieros y tecnológicos”, afirmó Alberto Maya, experto en aviación comercial.

Una operación de alta complejidad
El ministro de Defensa británico, Philip Hammond, dijo que la fusión entre BAE Systems y Eads no llegó a buen término porque era “demasiado difícil” conciliar las diferencias entre los gobiernos involucrados. Para Hammond, para que la unión funcionara la empresa debía trabajar con toda la libertad de una empresa privada “sin influencias o controles indebidos por parte de ningún Gobierno”.

El gobierno británico no tiene acciones en BAE pero tiene la llamada “acción de oro” que le permite bloquear fusiones con empresas extranjeras. Francia cuenta con una participación en Eads del 22,35 %, la misma que Alemania (que controla el 22,5% de los derechos de voto), mientras España tiene un 5,45%.

Las opiniones

Felipe Campos
Director de investigaciones de Alianza Valores

“Eads estaba en una etapa más pro-Francia y Alemania comenzó a sentir que sus trabajadores no recibirían el mismo trato y perdería algo de poder”.

Cristina Robledo
Docente de negocios internacionales de Eafit

“No se puede olvidar de que negocio se trata. Desde sus mismos orígenes fue muy sensible, pues está relacionado con la seguridad de los países. Los países son accionarios y clientes”

Alberto Maya
Experto en aviación comercial

“Los problemas para terminar algunos aviones ha hecho que los costos de Airbus se disparen. Esta fusión pudo fortalecerla en los aspectos financieros y tecnológicos”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 18/06/2021 La firma MSCI estudia la posibilidad de lanzar tablas para los activos de criptomonedas

Bank of New York Mellon Corp, Mastercard, Visa y Goldman Sachs ya han dado pequeños pasos para respaldar las criptomonedas

Italia 18/06/2021 Italia introduce una cuarentena de cinco días para las llegadas desde el Reino Unido

Los viajeros que posean el llamado Green Pass de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá o Japón podrán ingresar a territorio italiano

Chile 18/06/2021 Endeavor reunirá a family offices chilenas para acelerar inversión de riesgo en el país

Los chilenos se reunirán con cerca de una decena de fondos de inversión extranjeros, entre los que destacan Redpoint Ventures.

MÁS GLOBOECONOMÍA