.
GLOBOECONOMÍA

Holcim anuncia retraso de pago por fábrica nacionalizada en Venezuela

lunes, 6 de octubre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La cementera suiza Holcim anunció este lunes que no había recibido el importe de una indemnización que quedaba por pagar para compensar la nacionalización de una de sus fábricas en Venezuela.

La sociedad llamada Corporación Socialista Del Cemento S.A, que ahora administra la fábrica, no transfirió una indemnización final por US$97.5 millones que debió ser pagada a más tardar el 10 de septiembre, indicó el grupo suizo en un comunicado.

Holcim, que prevé fusionarse con el grupo francés Lafarge, está en contacto con interlocutores en Venezuela y se ha declarado dispuesta, si ello fuera necesario, a adoptar medidas jurídicas para obtener las sumas adeudadas.

En 2010, Venezuela concedió una indemnización total de 650 millones de dólares a Holcim por su plan de nacionalización.

En agosto de 2008, el gobierno venezolano había anunciado haber aceptado pagar US$267 millones para comprar  89% de la filial local del francés Lafarge y US$ 552 millones para adquirir el 85% de la del suizo Holcim.

Pero a falta de pago, Holcim ya interpuso en marzo de 2009 un recurso ante un tribunal de arbitraje del Banco Mundial, el Centro internacional de arreglo de diferencias relativas a inversiones (Ciadi).

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

EE.UU 20/05/2024 EE.UU. dice que fue "incapaz" de prestar ayuda a Irán en accidente de helicóptero

La solicitud de Irán, que considera a Estados Unidos e Israel como adversarios, fue revelada por el Departamento de Estado

Venezuela 17/05/2024 Gobierno de Venezuela niega salvoconducto para asesores de María Corina Machado

El vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello aseguró que no hay salvoconducto para "los que no aman esta patria", aseguró

Medios 20/05/2024 Crisis entre editoriales de revistas científicas y académicas ante citas y fuentes falsas

Dos grupos editoriales con hasta más de dos siglos de historia cerraron revistas académicas y científicas tras reportar fraudes en miles de artículos publicados