RIPE:
GESTIÓN

Cuarentenas por covid-19 en otros continentes impulsaron pasatiempo del tejido a mano y ello contuvo caída del precio de la fibra

Diario Gestión - Lima

Ante la cancelación de reuniones sociales y de círculos de moda por el
covid-19, la demanda de prendas de lujo disminuyó, afectando a los
hilados de fibras finas. Sin embargo, un pasatiempo extendido en las
cuarentenas sostiene a esta industria.

El gerente de Pacomarca (fundo del Grupo Inca), Alonso Burgos, señaló que el
prolongado confinamiento en países como Alemania, Noruega y Japón, entre
otros, impulsó la venta de hilados para el tejido a mano en casa.

“Las fábricas de prendas en Italia, China y Japón han parado, y el mercado que
consumía los abrigos y sacos de lujo ha sido afectado; no hay reuniones, pero el encierro a la vez ha llevado a más personas a tejer en casa”, comentó el ejecutivo a Gestión.

De esa manera, refirió que esta nueva demanda ha frenado en cierta medida la caída que experimentaba el precio de la fibra de alpaca. En tanto, la industria de hilados cerrará el 2020 con resultados negativos.

Añadió que el precio de estas fibras finas suele estar influenciado por su inclusión en colecciones de los diseñadores en Europa. Sin embargo, ahora la fluctuación responde al impacto de la pandemia en la demanda.

Mejora genética

En un esfuerzo aislado de la coyuntura de la pandemia, Alonso Burgos anunció la firma de un acuerdo con la empresa social Rural Alianza, para el desarrollo de dos iniciativas de mejora genética que pondría a la fibra de alpaca al mismo valor que el cashmere.

Dichos proyectos apuntan a la eliminación de la cerda en la fibra y la consecuente reducción del picor, y la fijación de los genes que producen el color negro puro en las alpacas, mediante la selección y valoración genética, sin llegar a la manipulación.

Si bien el Grupo Inca ya ha realizado estas actividades en Pacomarca, su extensión al lote de animales de Rural Alianza tendrá un mayor impacto. Y es que, mientras dicho fundo tiene 2.500 alpacas, Rural Alianza tiene más de 40.000 cabezas. El segundo proyecto comienza este año y ambos se mantendrán por dos generaciones de animales para asegurar la mejora genética esperada.

Lea el artículo completo aquí.