La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Brasil anunció el martes nuevas medidas para impulsar la industria de la construcción, que se suma a la serie de estímulos que viene aplicando desde hace meses para sostener la debilitada economía.

La economía de Brasil creció mucho menos de lo esperado en el tercer trimestre, sorprendiendo a economistas e incluso al Gobierno.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, dijo que los nuevos estímulos, que incluyen exenciones de impuestos al trabajo, ayudarían a aumentar las inversiones en el sector de la construcción y a bajar los precios de las casas.

Las exenciones reducirían los impuestos que paga la industria en 2.850 millones de reales (US$1.360 millones), dijo Mantega. El ministro agregó que el Gobierno además bajará el régimen tributario especial de la industria a 4%, desde el 6% actual, lo que liberará otros 410 millones de reales (US$194 millones).

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo que las medidas anunciadas aumentarán la competitividad del sector.

Durante una ceremonia en Brasilia para la entrega de un millón de casas bajo el programa 'Mi Casa, Mi Vida' y la contratación de otros dos millones de viviendas, la mandataria dijo también que quien sea que gobierne el país después del 2014 tendrá que continuar con el programa habitacional.

Durante el último año, las principales constructoras del país se han visto afectadas por el enfriamiento en la demanda y porque los proyectos sobrepasan los presupuestos y cronogramas.

Industria brasileña volvió a la vida en octubre
La producción industrial brasileña dio en octubre su primera señal de vida en más de un año, gracias a una rebaja de impuestos al sector automotor que sustentó la incipiente recuperación del castigado sector industrial. La producción de las fábricas y las minas brasileñas se expandió un 2,3% en octubre respecto al año anterior, según cifras de la agencia gubernamental de estadísticas Ibge divulgadas ayer. La producción industrial cayó un 3,6% interanual en septiembre, revisado desde la baja desde el 3,8% informado previamente. Las cifras reflejaron el primer incremento anual desde 2011.