RIPE:
DIARIO FINANCIERO

El texto fue enviado a los parlamentarios oficialistas, ad portas de que comience el análisis del proyecto del Ejecutivo en la comisión

Diario Financiero - Santiago

“Las cinco claves del proyecto de ley de retiro de pensiones del gobierno”. Así se titula la minuta elaborada por el Ministerio Secretaría General de la Presidencia y enviada a los parlamentarios oficialistas, que compara el proyecto de segundo retiro de fondos de la oposición con la iniciativa presentada por La Moneda, enfatizando los beneficios que tiene el texto oficialista.

Se señala que el primer “beneficio es el límite de ingresos para efectuar el retiro”, explicando que “el proyecto del Ejecutivo impide que retiren su 10% quienes están actualmente recibiendo altas rentas, ya que tienen altos ingresos lo que les ha permitido mantenerse durante la pandemia. Aproximadamente, solo 180.000 personas -equivalentes 3% de mayores ingresos- reciben un sueldo superior alto al mes, y estarían impedidas de efectuar el segundo retiro”.

El segundo aspecto destacado por el texto es que “el proyecto del Ejecutivo impide que retiren su 10% las autoridades, ya que tienen altos ingresos y no se han visto afectados por la pandemia”. La norma afecta al Presidente de la República, senadores y diputados, gobernadores regionales, ministros, subsecretarios y el personal contratado a honorarios que asesore directamente a las autoridades gubernativas indicadas.

Como tercer elemento se considera que se establece un límite máximo para retirar. “El retiro mínimo será de 35 UF ($1 millón de pesos) y el máximo de 100 UF ($2,8 millones). Solo 9,7% de los afiliados mantienen los suficientes fondos en sus cuentas de capitalización individual como para retirar más de $2,8 millones con el segundo retiro, es decir para 90,3% de los afiliados esta no sería una restricción activa”. La minuta indica que “los afiliados restringidos a retirar $2,8 millones como máximo” que son los más adinerados.

El cuarto elemento es el reintegro establecido. Se indica que “quienes retiren 10% tendrán que devolver a sus ahorros en el futuro y será la Superintendencia de Pensiones la que establecerá la regla de reintegro, determinando la tasa de cotización adicional y los plazos necesarios para cumplirla”.

El quinto factor que destaca La Moneda es el plazo extendido para hacer efectivo el retiro. “El proyecto de ley del Ejecutivo da la posibilidad de dos pagos: el primero en un plazo de 60 días hábiles desde la presentación de la solicitud, y el segundo 10 días hábiles”.