"Nos interesa tener un impuesto digital justo", dijo Le Maire a periodistas.

Reuters

El ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, dijo el sábado que Francia seguirá adelante con su impuesto a los ingresos de las grandes firmas tecnológicas e instó a Estados Unidos a no incluir aranceles comerciales en el debate sobre cómo aumentar de manera justa los tributos a los servicios digitales.

Le Maire respondió a una amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de gravar a los vinos franceses en represalia por el impuesto a los servicios digitales en Francia, que según la Casa Blanca apunta injustamente a empresas estadounidenses.

"Nos interesa tener un impuesto digital justo", dijo Le Maire a periodistas. "Por favor, no mezcle los dos asuntos. La pregunta ahora es cómo podemos lograr un consenso sobre la tributación justa de las actividades digitales".