sábado, 8 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Bloomberg

La confianza de los consumidores se mantenía cercana a un máximo en siete meses la semana pasada en tanto la temporada de compras de las Fiestas generó en los norteamericanos más deseos de gastar, y los reclamos de beneficios por desempleo disminuyeron.

El Índice Consumer Comfort  de Bloomberg se moderó desde menos 33 hasta menos 33,8 en el período que cerró el 2 de diciembre. La medición, dentro del margen de error de 3 puntos porcentuales, fue la décimo primera consecutiva por encima de menos 40, un punto asociado con las recesiones y sus consecuencias. Hubo 25.000 reclamos por desempleo menos, totalizando 370.000 en la semana que cerró el 1 de diciembre, dijo el Departamento de Trabajo.

Los compradores de las Fiestas están aprovechando las rebajas, el horario extendido en las tiendas y las ofertas por Internet, lo cual explica por qué el indicador del clima de compras trepó hasta un máximo en cinco años. Si bien la confianza está aumentando gracias a la gasolina más barata y a un mercado del empleo que mejora, la incapacidad de los legisladores de evitar alzas de impuestos automáticas amenaza con estrangular el gasto de los hogares que representa 70% de la economía.
 
“No espero que los consumidores se frenen durante las Fiestas”, dijo Dean Maki, economista principal de Barclays Plc. “Creo que el mayor riesgo es que al entrar en el primer trimestre, si no hay una resolución respecto del abismo fiscal”, los estadounidenses recorten gastos al bajar sus ingresos después de impuestos.
 
Patrimonio de los hogares muestra recuperación
 
Una recuperación del patrimonio de los hogares en el tercer trimestre, impulsado por los valores más altos de las acciones y los precios inmobiliarios, también podría inclinar a los estadounidenses a gastar. El patrimonio neto correspondiente a los hogares y los grupos sin fines de lucro aumentó US$1,72 billones desde julio hasta septiembre, o sea 2,7% respecto de los tres meses anteriores, hasta US$64,8 billones, dijo ayer la Reserva Federal desde Washington en su informe sobre flujo de fondos. El indicador del clima de compras del índice de confort de Bloomberg mejoró hasta menos 33,4, el nivel más fuerte desde noviembre de 2007.