miércoles, 21 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Solo unos pocos miembros de la Reserva Federal de Estados Unidos pensaron que pronto sería el momento de “reducir en algo” el ritmo de compra de bonos en su reunión del mes pasado, mientras que otras aconsejaron paciencia, según las minutas de su última reunión, que entregaron pocas pistas sobre cuándo el banco central empezará a reducir su programa de estímulo.

Las minutas de la reunión de la Fed del 30 y 31 de julio, dadas a conocer ayer, mostraron que casi todos los 12 miembros del comité que fija la política monetaria acordaron que aún no era apropiado aplicar cambios en el programa de estímulos.

Los inversores están ansiosos de predecir cuándo la Fed comenzará a reducir sus compras mensuales de US$85.000 millones en activos. La mayoría de los participantes del mercado apunta a septiembre como el comienzo del fin del programa de alivio cuantitativo.

Tras la reunión de política de junio, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo en una conferencia de prensa que el banco central esperaba iniciar la reducción de las compras de bonos más adelante este año, con miras a concluirlas completamente para mediados de 2014.

Luego de la divulgación del texto, las acciones en Estados Unidos caían a mínimos de sesión, mientras que los rendimientos de los bonos del Gobierno estadounidense operaban al alza. El dólar, en tanto, se fortalecía frente al yen y el euro.