Las ventas de productos mentolados representan el 35% del mercado de cigarrillos en EE.UU.

Bloomberg

Frente a un rápido aumento en el uso de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes, los funcionarios de salud de Estados Unidos planean avanzar con una serie de medidas para limitar drásticamente las ventas de productos de tabaco que a su juicio están diseñados para atraer a los jóvenes.

Entre las medidas descritas por el comisionado Scott Gottlieb el jueves, la Administración de Alimentos y Medicamentos, o FDA por sus siglas en inglés, restringiría la venta de la mayoría de los tipos de cigarrillos electrónicos saborizados a tiendas especializadas de vapeo y minoristas en línea que verifiquen la edad del comprador.

La FDA también planea prohibir los cigarrillos tradicionales con sabor a mentol y a la larga quiere eliminar los cigarros con sabor, que son populares entre muchos fumadores más jóvenes. Las medidas son parte de una estrategia más amplia de Gottlieb para reducir el consumo de tabaco y la nicotina.

Gottlieb ha insinuado durante semanas que es probable que la FDA tome medidas para tratar de detener un aumento dramático de las personas menores de edad que usan cigarrillos electrónicos. Los adolescentes se han sentido atraídos por los sabores a frutas y caramelos que ofrecen muchas marcas de cigarrillos electrónicos, así como por la elegancia de los dispositivos y su facilidad para ocultarlos, que venden compañías como Juul Labs Inc.

La cantidad de estudiantes de escuelas secundarias de EE.UU. que reportaron haber usado cigarrillos electrónicos aumentó un 78 por ciento entre 2017 y 2018 a más de 3 millones, según datos publicados por la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El plan para imponer fuertes restricciones a la creciente industria de cigarrillos electrónicos marca un cambio para Gottlieb, quien anteriormente había expresado su esperanza de que los dispositivos de vapeo pudieran ofrecer una manera de ayudar a los fumadores adultos a dejar de usar los cigarrillos tradicionales. El jefe de la FDA indicó que aún espera que los cigarrillos electrónicos puedan ser beneficiosos para algunos adultos, pero no a costa de crear una nueva generación de fumadores.

"No permitiré que una generación de niños se vuelva adicta a la nicotina a través de los cigarrillos electrónicos", dijo Gottlieb en el comunicado. "Tomaremos las medidas necesarias para evitar que estas tendencias continúen".

Proceso de políticas
El anuncio da inicio a lo que probablemente será un período prolongado de formulación de políticas y disputas legales. El equipo del área de tabaquismo de la agencia debe redactar las nuevas regulaciones, que eventualmente estarán sujetas a comentarios del público y podrían enfrentar impugnaciones judiciales de parte de la industria.

Las restricciones a los cigarrillos electrónicos son una concesión que permite a los adultos que quieren dejar de fumar acceder a los sabores, pero no son tan extensas como había advertido Gottlieb en septiembre, cuando dijo que estaba considerando prohibir todas las ventas de cápsulas con sabor a menos que la industria presentara formas de frenar el uso entre menores de edad. El jueves dijo que la opción de retirar todos los cigarrillos electrónicos del mercado aún está sobre la mesa si las tendencias que rodean el uso entre los jóvenes no cambian.

Las ventas de Juul, cuyos sabores de mango y pepino son populares entre los adolescentes, representan más del 70 por ciento del mercado de cigarrillos electrónicos de EE.UU., según un análisis de Bloomberg Intelligence de los datos del investigador de mercados IRI. Juul dijo el martes que dejaría de vender temporalmente sus cápsulas de nicotina con sabor a fruta a las tiendas y que cerraría sus cuentas de Facebook e Instagram. Se espera que la restricción reduzca las ventas de Juul en tiendas minoristas en un 45 por ciento, de acuerdo con una persona familiarizada con las proyecciones de ventas de la compañía.

Las restricciones se aplicarían a una variedad de estilos de cigarrillos electrónicos, incluidos los dispositivos de cápsula como Juul, que venden el mecanismo de calentamiento separado de la cápsula de líquido de nicotina, así como los llamados "cigalikes", que se asemejan a un cigarrillo. La FDA pretende publicar pronto las directrices para la verificación de edad para ventas en línea, dijo Gottlieb.

Medidas para los cigarrillos mentolados
Las empresas que desean vender cigarrillos electrónicos con sabor a frutas y postres en tiendas de conveniencia tendrían que solicitar la aprobación de la FDA para comercializar sus productos. El año pasado, Gottlieb retrasó en cuatro años, hasta 2022, la fecha en que todos los fabricantes de cigarrillos electrónicos tenían que solicitar dicha autorización. En ese momento dijo que quería asegurarse de que una industria con el potencial de reducir las tasas de tabaquismo no se viera obstaculizada por la regulación, pero el aumento en el vapeo juvenil lo ha llevado a cambiar de rumbo.

Los cigarrillos electrónicos que contienen tabaco, mentol o sabor a menta no estarán sujetos a las restricciones según la propuesta. Gottlieb dijo que la investigación muestra que los cigarrillos electrónicos con mentol o con sabor a menta son más populares entre los adultos que entre los niños, por lo que no recomienda restringir sus lugares de venta.

Según Bonnie Herzog, analista de Wells Fargo, las ventas de productos mentolados representan el 35% del mercado de cigarrillos en EE.UU. en términos de volumen. Reynolds de British American Tobacco registra aproximadamente el 55 por ciento de su volumen de ventas en EE.UU. en productos mentolados. Altria Group Inc., fabricante de Marlboro, obtiene alrededor del 20 por ciento de sus ganancias de los cigarrillos con mentol.

Gottlieb dijo en marzo que la agencia estaba considerando restringir el uso del saborizante de mentol en los cigarrillos. Otros sabores de cigarrillos ya están prohibidos.