El fabricante chino ha negado en varias oportunidades que sus productos puedan ser utilizados para espionaje

Bloomberg

Estados Unidos y Polonia coincidieron el lunes en un acuerdo diseñado para proteger las redes inalámbricas 5G en el país europeo, una medida que podría bloquear a Huawei Technologies Co. y otras empresas chinas de telecomunicaciones de sus redes.

El acuerdo con Polonia se produce porque EE.UU. ha cortejado a las compañías para que rechacen la tecnología china en su próxima generación de redes inalámbricas, y dice a los aliados que expondría los datos de sus ciudadanos al espionaje. Fue firmado por el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, quien visita Varsovia para una ceremonia en conmemoración del 80 aniversario de la Segunda Guerra Mundial, y el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki.

“Creemos que todos los países deben garantizar que solo proveedores confiables participen en nuestras redes para protegerlas de acceso no autorizado o interferencia”, según la declaración, que no destaca a China ni a ninguna compañía.

Se estipula que se debe realizar una “evaluación rigurosa” de los proveedores, independientemente de si son controlados por un gobierno extranjero y están sujetos a una “revisión judicial independiente”. También serían investigados para determinar si tienen una estructura de propiedad transparente, un “registro de comportamiento corporativo ético” y si están “sujetos a un régimen legal que imponga prácticas corporativas transparentes”.

Huawei ha negado que sus productos puedan ser utilizados para espionaje y ha trabajado agresivamente para comercializar sus equipos. Se espera que los proveedores de servicios inalámbricos de todo el mundo gasten miles de millones de dólares en los próximos años para actualizar al nuevo estándar más rápido.

El gobierno Trump —que advirtió a las compañías que el uso de los productos fabricados en China pondrá en peligro la disposición de EE.UU. para compartir información de inteligencia— hasta ahora ha luchado para que los países europeos se unan a su prohibición de Huawei, aunque efectivamente se le ha prohibido a la compañía durante años vender sus equipos a proveedores de servicios de telefonía móvil estadounidenses.

Pence dijo que el acuerdo con Polonia establecería un “ejemplo vital para el resto de Europa”.

A principios de este año, Huawei despidió a Wang Weijing, empleado arrestado en Polonia bajo sospecha de espionaje para el gobierno chino. La compañía dijo que la supuesta actividad criminal del empleado no estaba relacionada con su trabajo para la empresa.