España instó a los turistas extranjeros a regresar a partir de julio, al tiempo que el país avance en la desescalada de los confinamientos

Reuters

España instó el martes a sus socios de la Unión Europea a establecer normas comunes, entre ellas la posibilidad de realizar controles sanitarios a los pasajeros, para abrir las fronteras y restablecer la libertad de viajar en el espacio Schengen a medida que se vayan retirando los confinamientos y cuarentenas por coronavirus.

"Queremos asegurarnos que vengan personas de países seguros, pero queremos asegurarnos que haya una definición europea. Queremos controles y reglas comunes", dijo la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González, en la emisora de radio Cadena Ser.

Según González, aunque los países de la UE han fijado diferentes fechas para la reapertura de las fronteras, debería haber principios y normas comunes en todo el espacio Schengen para abrir las fronteras internas y establecer normas para las fronteras externas.

En un documento de debate presentado por España en un proceso de consulta sobre el futuro de Europa entre los Estados miembros de la UE, Madrid también pidió monitorizar la salud de los turistas a través de controles individuales como parte de un procedimiento común en toda la UE.

En un documento al que tuvo acceso Reuters, el Gobierno español defiende que, en coordinación con la OMT (Organización Mundial del Turismo) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) se estudie la opción de hacer chequeos de salud, ya sea en la compra de los billetes o en el propio aeropuerto, siempre que los resultados de dichos controles estén disponibles en un plazo razonable.

Una fuente diplomática dijo a Reuters que una de las opciones que se estaban considerando era hacerle una prueba diagnóstica a los pasajeros antes de embarcar.

El lunes, España instó a los turistas extranjeros a regresar a partir de julio, al tiempo que el país avance en la desescalada de uno de los confinamientos más estrictos de Europa.