Taiwán vende a Colombia poco más de US$300 millones en computación, motocicletas, maquinaria y bienes de capital

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Que los colombianos no sepan de Taiwán y los taiwaneses no sepan de Colombia, es el principal problema de las relaciones comerciales con el país asiático. Así, lo cree el embajador-representante de Taiwán en Colombia, Chih-cheng Han, quien aseguró que ahora con la guerra comercial entre China y Estados Unidos hay una gran oportunidad para Colombia como destino de inversión de China a través de Taiwán.

¿Cómo está la relación de Colombia y Taiwán?

Colombia y Taiwán han sido dos países que pueden tener muchas ventajas de cooperación, pero uno no conoce al otro, eso se ve en el comercio. El comercio binacional es apenas de Colombia exportando a Taiwán un poco más de US$100 millones y Taiwán exportando a Colombia US$300 millones.

¿Qué compra Taiwán de Colombia?

Compramos carbón, ferroníquel, hierro, chatarra y café. Ahí hay un espacio en el que Colombia puede crecer ahora que quieren hacer énfasis en los productos de agricultura. Pero, además creo que fuera del comercio hay una posibilidad enorme de inversiones. De Taiwán hacia Colombia, la gente no se ha fijado en esa parte, pero en año y medio que llevo acá veo un nicho muy importante que es la posición geográfica de Colombia y las condiciones de libre comercio que tiene con EE.UU..

¿Qué compra Colombia de Taiwán?

Principalmente computación, pero también motocicletas, bienes capitales y maquinarias, tenemos muy poco de producto de consumo porque toda la fabricación de productos de consumo la tenemos en China. Por ejemplo, todos los iPhone son ensamblados por una empresa taiwanesa en China.

LOS CONTRASTES

  • José Roberto ConchaDirector del Icecomex

    “La situación de China con Colombia es muy preocupante, hay que buscar en otros países de Asia la posibilidad para los productos que exportamos como las flores y cueros”.

¿Qué marcas taiwanesas son fuertes en Colombia?

Ahora mismo Asus, Acer, Giant, Kymko y tenemos una marca que se llama Sanyan Motor (SYM) que hizo una inversión en Medellín con una fábrica de motocicletas y tenemos la naviera Evergreen Marine.

¿Qué tiene que hacer Colombia como país para explotar más la cuenca del Pacífico?

Yo creo que Colombia se está viendo cada vez más importante en la cuenca del Pacífico, pero está poniendo mucho peso en el mercado chino. China es enorme, tiene muchas oportunidades, pero fuera de China también hay países importantes como Japón, Corea y Taiwán. Específicamente Taiwán, aunque no es un mercado grande, es un mercado muy maduro, muchos productos pueden entrar a China a través de asociaciones con las empresas taiwanesas.

¿Cómo está la relación diplomática entre los dos países?

Nosotros no tenemos representación diplomática desde 1980 cuando Colombia cambió su reconocimiento a China de República Democrática a la República Popular, ahora tenemos una oficina comercial que está registrada en Cámara de Comercio. Mi trabajo es promover la inversión y veo con interés que por la guerra comercial hay una salida de capital chino hacia otros lugares del mundo y creo que Colombia debe aprovechar este momento. Tenemos 1.500 empresas invirtiendo en México y por qué no pueden estar esas mismas aquí en Colombia, hoy solo hay unas 10 compañías.

¿Cómo dinamizar esa inversión para acercarse un poco a lo que tiene México?

Yo estoy trabajando en que vengan más misiones comerciales desde Taiwán y también traer inversionistas para que conozca a Colombia y que se ubique en el panorama mundial. También estamos promoviendo que los gremios colombianos conozcan Taiwán, pero ahí necesitamos apoyo del MinCIT y de ProColombia. Hasta 2002 había oficina de ProColombia en Taiwán, hoy, es importante que Colombia reabra su oficina en Taipéi para que así pueda exponerse antes los inversionistas. Chile, Argentina, Brasil, Perú, México tienen oficina y es curioso que Colombia no.

¿Taiwán quería ser parte de la Alianza del Pacífico?

Siempre hemos tenido la intención de incorporarnos como país observador, o cualquier estatus, que nos permita ser parte de la Alianza del Pacífico. Es un mercado muy importante y de esos cuatro países, Colombia es el más tímido, porque Perú, Chile y México tienen de aliado comercial a Taiwán. El problema es que en los estatutos de la Alianza solo se permite países soberanos y con el bloqueo chino a Taiwán no podemos ser miembro.

¿Tienen alguna meta para este año?

Queremos traer una misión de empresarios para que conozcan el potencial de Colombia. Cuando Giant decidió invertir en Colombia yo le pregunté por qué tomaron esa decisión y me dieron tres razones: primero, tienen una estabilidad financiera que no tienen otros países; segundo, un mercado doméstico bastante grande y atractivo; y tercero, que la inversión en Colombia tiene transparencia. Es decir, que si un inversionista extranjero busca información sobre inversión en Colombia y les pregunta a tres abogados, los tres le dan la misma respuesta.

¿Cómo está la relación diplomática entre Taiwán y Colombia?

Nosotros no tenemos representación diplomática desde 1980 cuando Colombia cambió su reconocimiento a China de República Democrática a la República Popular, ahora tenemos una oficina comercial que está registrada en Cámara de Comercio. Mi trabajo es promover la inversión y veo con interés que por la guerra comercial hay una salida de capital chino hacia otros lugares del mundo y creo que Colombia debe aprovechar este momento de coyuntura para atraer más empresas. Nosotros tenemos 1.500 empresas invirtiendo en México y porqué no pueden estar esas mismas aquí en Colombia.

¿Se ha entrevistado con el ministro de Comercio Exterior?

No, porque tenemos un bloqueo muy fuerte de China, tratamos de buscar formas de hacerle entender a Colombia que Taiwán puede ser un socio en inversión. Queremos que los empresarios inviertan en Colombia, hay un flujo que está saliendo de China y eso de aquí a cinco años seguirá dándose y sino aprovechamos esta condición el capital se puede ir para México.