Giovanna Prialé, presidenta de la Asociación de AFP de Perú, habló sobre las iniciativas de implementar una pensión mínima garantizada

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

El encuentro de Ripe "El futuro de las pensiones en Latinoamérica" tuvo a Julio Lira, director de Gestión Perú, en entrevista con la presidenta de la Asociación de AFP de Perú, Giovanna Prialé quien habló sobre la realidad pensional en Perú y la reforma que se encuentra en discusión.

Prialé explicó que uno de los problemas serios con los que se enfrenta el país es la baja cobertura, pues de cada 10 trabajadores solo tres cotizan de manera regular y siete no cotizan, lo que desencadena diferencias en el valor de las pensiones que reciben los beneficiarios.

"El primer gran reto que tenemos es tratar de integrar esos sistemas de una manera armoniosa y equilibrada e incrementar la cobertura", expresó la presidenta de la Asociación.

Prialé nombró otros grandes retos para el sistema pensional, uno de ellos es la suficiencia, explicó que hay que igual las condiciones tanto para los trabajadores del sistema público, como para los del privado.

Asimismo, habló de la necesidad de una sostenibilidad fiscal, luego de que los trabajadores realizaran sus retiros de 25% a inicios de la pandemia, con el fin de cubrir sus necesidades a corto plazo.

"En esta reforma tenemos que ver cómo a pesar de la situación económica tan complicada, el Estado cumple un rol fundamental, sobre todo en garantizar esa pensión mínima de carácter universal para la población con ingresos más bajos", añadió Prialé.

En cuanto al papel de la AFP en Perú, Prailé habló sobre varios pilares, uno de ellos, basado en la solidaridad, el Capital Semilla, enfocado en un monto mínimo que se da a cada persona recién nacida y que en el caso de las personas con baja productividad y de bajos ingresos, al llegar a cierta edad se convertiría en una pensión mínima que evitaría la pobreza en la vejez.

Otro de los pilares que nombró la presidenta de la Asociación es establecer una pensión garantizada en la que las expectativas entre lo que se contribuye y lo que se recibe al final vayan de la mano.

Finalmente, frente a informalidad y los trabajadores independientes, un tema que según Prialé se ha agudizado con la pandemia, la presidenta señala que la afiliación sigue siendo voluntaria y se convierte en un tema crítico por lo que hay que incentivar a los trabajadores y buscar nuevas soluciones.

"En Perú estamos muy rezagados y todos los cambios en el tema de reformas se deben hacer por aprobación de un proyecto de ley que pase por el Congreso. El regulador tiene un rol fundamental porque no podemos esperar que todo sea aprobado por un proyecto de ley", concluyó.