.
TECNOLOGÍA

El terremoto de Taiwán afectará la producción de los microchips de Apple y de Nvidia

jueves, 4 de abril de 2024

El terremoto de Taiwán afecta la producción de microchips

Foto: Gráfico LR

El sismo de magnitud 7,4 frente a la costa este de la isla provocó el derrumbe de decenas de edificios; una empresa afectada fue la productora de chips de Apple y Nvidia, Tsmc

Bloomberg

El mayor terremoto de Taiwán en 25 años interrumpió la producción de las empresas de semiconductores de la isla, con posibles repercusiones para la industria tecnológica mundial.

Taiwán desempeña un papel fundamental en la fabricación de chips avanzados que impulsan tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial generativa y los últimos teléfonos inteligentes y vehículos eléctricos.

Tsmc, el principal fabricante de chips contratado por Apple y Nvidia, sacó personal de ciertas áreas y dijo que está evaluando el impacto del terremoto. Su rival local más pequeño, United Microelectronics, también detuvo la maquinaria en algunas plantas y evacuó ciertas instalaciones en sus centros de Hsinchu y Tainan. Posteriormente, el personal de Tsmc comenzó a regresar a los sitios evacuados, aunque la compañía sigue examinando el impacto.

Cualquier interrupción en la producción de chips corre el riesgo de alterar un proceso que puede requerir un aislamiento ininterrumpido en el vacío durante semanas, especialmente para los semiconductores más sofisticados, dijeron los analistas de Barclays en una nota.

Taiwán es el principal productor de los semiconductores más avanzados del mundo, incluidos los procesadores centrales de los últimos iPhones y los chips gráficos de Nvidia que entrenan modelos de IA, incluido ChatGPT de OpenAI. Tsmc se ha convertido en el eje de la industria tecnológica porque es la más avanzada en la producción de chips complejos.

Se estima que Taiwán es el origen de entre 80% y 90% de los chips de gama más alta; en la práctica, no existe ningún sustituto. Jan-Peter Kleinhans, director del proyecto de tecnología y geopolítica del grupo de expertos Stiftung Neue Verantwortung con sede en Berlín, ha calificado a Taiwán como “potencialmente el punto único de falla más crítico” en la industria de los semiconductores.

LOS CONTRASTES

  • Edgar Medina Consultor en tecnología, CEO CrónicaTech

    “La consecuencia de que se reduzca la producción de microchips es que se incrementa el precio los elementos electrónicos que necesiten de una unidad de procesamiento”.

La inteligencia artificial es el sector tecnológico más popular en este momento, y líderes desde Sam Altman de OpenAI hasta Jensen Huang de Nvidia han advertido sobre la escasez de chips necesarios para entrenar nuevos servicios de inteligencia artificial.

Todos los pedidos de IA de Nvidia ahora van a Tsmc, por lo que incluso breves interrupciones en la producción de alta gama de la compañía probablemente tengan repercusiones. Mucho dependerá de qué plantas haya evacuado la empresa y de qué tan rápido pueda reanudar sus operaciones normales. Cualquier impacto en la infraestructura logística y energética de Taiwán también afectaría las entregas de los últimos chips.

Fabricar chips es extremadamente complicado y, durante décadas, Tsmc optó por concentrar sus instalaciones de fabricación en la isla para que los ingenieros pudieran trabajar juntos para perfeccionar las máquinas y compartir su experiencia. La compañía tuvo tanto éxito que superó a rivales como Intel Corp. y Samsung Electronics Co.

Sin embargo, ante las crecientes preocupaciones por la seguridad nacional y las interrupciones en la cadena de suministro inducidas por covid, los gobiernos de Estados Unidos, Europa y Japón han instado a Tsmc a diversificarse geográficamente. Como resultado, Tsmc ahora está construyendo plantas de chips en Japón y Estados Unidos, aunque esas líneas de producción no serán para los chips más avanzados.

El experto en tecnología Edgar Medina explica que desde la pandemia ya había un problema asociado a la producción de chips y en consecuencia a ello, los electrodomésticos aumentaron su precio. Luego, con la guerra de Ucrania se frenó la producción, y se dificultó la exportación.

“Además, hay una guerra comercial, Estados Unidos quiere frenar el avance de China en microprocesadores. A mayor capacidad de procesamiento, mayor posibilidad de desarrollar inteligencia artificial. Quien domine los microchips va a dominar el mundo en próximos años. Esto también ha encarecido este tipo de componentes y su producción”, explicó.

Medina señala que hubo otro suceso natural reciente que afectó este mercado, se trata de una sequía en 2021 que afectó la producción, al no tener agua suficiente para lavar las obleas electrónicas, que es donde están ubicados los microchips, se frenó y se encareció el proceso, pues se necesitó de traer agua de otros lugares.

"Un terremoto por supuesto puede tener un efecto similar. Que dure mucho tiempo depende del nivel de afectación que tengan las fábricas y todo lo que está todo lo que está involucrado en la cadena de producción, pero podríamos estimar que puede haber un encarecimiento que dure unos seis meses".

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

EE.UU. 16/04/2024 El Brent se aleja del pico de US$90 por menos actores en el conflicto de Israel e Irán

El petróleo y el oro bajaron desde sus máximos del año por menor presión del peso de un conflicto entre Irán e Israel, pues las potencias como EE.UU. no se involucrarán

Venezuela 15/04/2024 Venezuela detiene ayer a dos funcionarios de PDVSA en investigación por corrupción

El viceministro de Petróleo, Erick Pérez, y el viceministro de Gas, Juan Santana, fueron detenidos el sábado, según una fuente con conocimiento directo de la situación

México 15/04/2024 Aeroméxico se alista para la próxima resolución de EE.UU. sobre la alianza con Delta

Giancarlo Mulinelli, manifestó optimismo en que se va a solucionar favorablemente el asunto de la eventual terminación de la inmunidad antimonopolio (ATI) del Acuerdo de Colaboración Conjunta (JCA) que otorgó el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT) para la alianza con Delta Air Lines