RIPE:
EXPANSIÓN

Mayer, quien antes de asumir el pasado mayo las riendas de TikTok fue el responsable del lanzamiento de la plataforma de streaming de Disney

Diario Expansión - Madrid

Kevin Mayer, el nuevo consejero delegado de TikTok, ha acusado a Facebook de querer acabar con la presencia en Estados Unidos de la red social, propiedad de la compañía china ByteDance Technology, mediante "malignos ataques", incluyendo el lanzamiento de sucesivos productos que imitan a la plataforma de microvídeos musicales.

Mayer, quien antes de asumir el pasado mes de mayo las riendas de TikTok fue el responsable del lanzamiento de la plataforma de streaming de Disney y había sonado como posible candidato a dirigir la multinacional del ratón Mickey, defiende que, sin TikTok, los anunciantes estadounidenses se verían nuevamente con pocas alternativas y la competencia se agotaría.

"No somos políticos, no aceptamos publicidad política y no tenemos una agenda: nuestro único objetivo es seguir siendo una plataforma dinámica para que todos la disfruten. Los consumidores solo pueden beneficiarse del crecimiento de plataformas saludables y exitosas como TikTok y lucharemos para continuar ofreciendo a los creadores, usuarios y marcas estadounidenses un medio entretenido durante muchos años", señala en un comunicado.

Sin embargo, el consejero delegado de TikTok acusa a Facebook de lanzar contra la compañía de origen chino "malignos ataques disfrazados de patriotismo y diseñados para poner fin a la presencia en los Estados Unidos". En este sentido, Mayer afirma que la compañía dirigida por Mark Zuckerberg trata de imitar a TikTok con el lanzamiento de 'Reels' en vinculación con Instagram, después del rápido fracaso de otra imitación como 'Lasso'.

"Estamos dispuestos a tomar todas las medidas necesarias para garantizar la disponibilidad y el éxito a largo plazo de TikTok", subraya el ejecutivo, para quien, a pesar de haberse convertido en el objetivo más reciente, "TikTok no es el enemigo".

A este respecto, asegura que el éxito alcanzado por TikTok conlleva también responsabilidad y rendición de cuentas, algo extensible al conjunto de la industria, aunque apunta que, debido a los orígenes chinos de la compañía, el escrutinio en el caso de la red social de ByteDance ha sido incluso mayor.

"Aceptamos esto y el desafío de brindar tranquilidad a través de una mayor transparencia y responsabilidad. Creemos que es esencial mostrar a los usuarios, anunciantes, creadores y reguladores que somos miembros responsables y comprometidos de la comunidad estadounidense que cumple con las leyes de los Estados Unidos", afirma Mayer.

De este modo, el ejecutivo defiende la imposición de unos estándares particularmente elevados para el sector y propone que todas las empresas divulguen sus algoritmos, políticas de moderación y flujos de datos a los reguladores.

"No esperaremos a que llegue la regulación", añade Mayer en referencia al lanzamiento por TikTok del Centro de Transparencia y Responsabilidad para las prácticas de moderación y datos, que permite observar las políticas de moderación de la compañía en tiempo real, así como examinar el código real que impulsa sus algoritmos.

TikTok anunció la semana pasada su intención de crear alrededor de 10.000 nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos en el curso de los tres próximos años. En lo que va de año, la cifra de empleados de TikTok en el país se ha elevado hasta alrededor de 1.400 trabajadores desde los menos de 50 a principios de 2020.

Lea el artículo aquí.